Aprehendidos denuncian que buscan inculparlos de portar explosivos y causar desmanes durante el paro en el Plan

(VEA EL VIDEO) Los cuatro aprehendidos durante la primera noche del paro por el Censo continúan en celdas de la EPI 3 en el Plan 3.000. Son acusados por tres delitos. La defensa de los cuatro hombres espera fecha y hora de la audiencia.

Jessica Vega Muñoz

Fuente: El Deber



«Nos sacan de la casa por la fuerza, porque ya estaba pegada la puerta con candado. Estábamos bastante tiempo dentro de la casa», denuncia Diego Roberto Condori Barba, uno de los cuatro aprehendidos por la Policía la noche del lunes, cuando se cumplía el primer día de paro en Santa Cruz.

Condori y los otros tres aprehendidos aún continúan en celdas de la Estación Policial Integral (EPI) 3 del Plan 3.000. Sus abogados aún fueron notificados para saber cuándo serán llevados a una audiencia cautelar, pero se sabe que los imputarán por tres delitos: asociación delictuosa, tenencia, porte o portación ilegal de explosivos y atentado contra miembros de la seguridad del Estado.

«(Policías fuerzan la puerta, a la dueña de casa que empujaba la puerta le apuntaron con un revolver. Los policías ingresan, uno me detiene y al otro le dieron un golpe, nos dijeron que pongamos las manos a la cabeza y que nos subamos a la patrulla», denuncia el aprehendido que fue visitado por la diputada Luisa Nayar, a quien le narraron lo sucedido.

Dos de los jóvenes fueron sacados por la fuerza de una vivienda, los otros de un inmueble colindante donde también ejercieron violencia, según denuncian los aprehendidos. Uno de ellos relata: «Nos sacaron de la casa de al lado, no había orden de allanamiento y ni orden de aprehensión, inclusive al dueño de la casa lo han querido arrestar, pero no lo hicieron porque su esposa y sus hijos se agarraron a él».

Consideran que la captura de los cuatro hombres de entre 23 y 30 años aproximadamente, fue irregular. Los acusan de provocar violencia en el primer día de paro, en la zona del Plan 3.000.

Los aludidos e incluso los vecinos de la zona aseguran que se encontraban en la cancha, tal como acostumbran a reunirse en los días de paro. De pronto llegaron los policías en patrullas y los jóvenes, al ver que los uniformados querían arrestarlos, huyeron y buscaron un lugar para refugiarse.

«Una vez que nos trasladaron a la comisaría del Plan, nos mostraron una mochila con pausas, eran entre ocho y 10, pero nosotros les dijimos que no eran nuestras, pero ellos insistían en que la agarremos porque decían que eran las pruebas», comentó uno de los aprehendidos.

Esta situación fue denunciada no solo por los afectados, sino también por su abogado, Ernesto Giraldes, ya que asegura que buscan inculparlos por portar los explosivos.

Agregan que todo el tiempo que permanecieron en las dependencias de la Policía, lo trasladaban de un cubículo a otro, los entrevistaban de uno a uno y les insistían para que confiesen que la mochila era de su propiedad.

Los jóvenes detenidos fueron citados a declarar por el fiscal asignado al caso, Osvaldo Tejerina, y ante él optaron por guardar su derecho al silencio.

«Hasta ahora no sabemos cuándo será su audiencia cautelar, estamos esperando; el Ministerio Público ni la Policía no nos dice nada», reclamó el abogado.

Por su parte, la diputada se comprometió en mantenerse expectante de la situación de los cuatro aprehendidos y aseguró que les brindará su apoyo.