La construcción de una segunda planta de urea en el país demandaría una inversión de hasta $us 1.900 millones, ya que tendrá el doble de capacidad que la Planta de Amoniaco y Urea (PAU) de Bulo Bulo, en Cochabamba.



El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Armin Dorgathen, informó que aún está en estudio el emplazamiento de la segunda factoría.

«Estamos en toda la parte de estudio, el objetivo que tenemos es que tenga el doble de capacidad de la actual planta, el estudio está en función de eso, lo cual significaría una inversión de 1.800 (millones), 1.900 millones de dólares aproximadamente», indicó Dorgathen.

Explicó que la segunda planta del fertilizante demandaría 2 millones de metros cúbicos día (MMm3d) de gas natural para la producción de urea, lo que representaría entre el 4% y 5% de la producción total de gas natural, que está entre 42 MMm3d y 45 MMm3d.

Aseguró que se cuenta con los mercados de exportación para la producción del fertilizante nitrogenado, ya que a la fecha hay bastante demanda debido a que los principales productores, Rusia y Ucrania, están en guerra.