Cuba dice que es «imposible» identificar restos de víctimas del incendio de Matanzas

No se pueden practicar pruebas de ADN debido al grado de calcinación, pero se trata de los restos de las 14 personas desaparecidas, concluyen los forenses.

Cuba declaró controlado el incendio en la base de supertanques en Matanza el pasado 10 de agosto de 2022. Catorce personas quedaron como desaparecidas tras la emergencia.

Fuente: dw.com



Cuba declaró controlado el incendio en la base de supertanques en Matanza el pasado 10 de agosto de 2022. Catorce personas quedaron como desaparecidas tras la emergencia.

Las autoridades cubanas concluyeron el miércoles (17.08.2022) que es «imposible identificar de forma absoluta” la identidad de los restos óseos hallados en la zona del incendio industrial de Matanzas.

En conferencia de prensa, Jorge González Pérez, presidente de la Sociedad Cubana de Medicina Legal, apuntó que –pese a que no se les puede practicar una prueba de ADN por el grado de calcinación– se puede concluir que los fragmentos se corresponden con las 14 personas desaparecidas.

González Pérez hizo su intervención poco después de haberse reunido con los familiares y amigos de los desaparecidos –y de los que el forense no quiso revelar sus nombres y edades– a los que les transmitió sus condolencias.

Hallados 754 fragmentos óseos

En el área del incendio, considerado el mayor desastre industrial en la historia del país, fueron hallados 754 fragmentos en «14 agrupaciones de restos óseos”, según detalló González Pérez.

Los restos encontrados llegaron a estar expuestos a unas temperaturas que llegaron a alcanzar los 2.000 grados celsius, de acuerdo con el experto.

Para hallarlos, según el relato de los hechos, se tuvo que penetrar una capa de combustible sólido que se formó durante el incendio, que alcanzó a cuatro tanques con una capacidad de 50.000 metros cúbicos cada uno.

El incendio en Matanzas llegó a generar temperaturas de hasta 2.000 grados celsius, de acuerdo con los expertos cubanos. El incendio en Matanzas llegó a generar temperaturas de hasta 2.000 grados celsius, de acuerdo con los expertos cubanos.

En ese mismo sentido, agregó que tampoco es posible saber si cada uno de los 14 grupos de restos óseos pertenecen a cada uno de los 14 desaparecidos por separado.

Para llegar a estas conclusiones, Cuba consultó al Comité Internacional de la Cruz Roja y de expertos de países europeos, pero sin revelar sus identidades.

Diecisiete siguen hospitalizados

Tampoco aclaró si se tuvo contacto con universidades en el extranjero con áreas de investigación especializadas en este tipo de reconocimiento de ADN en fragmentos calcinados.

El experto forense señaló que en el país «disponemos de toda la tecnología para cualquier tipo de identificación” pero no para eventos de «estas características”.

El suceso tiene un balance provisional de 2 muertos y 132 lesionados (de los que 17 permanecen hospitalizados).

El fuego provocó fuertes explosiones, con llamaradas de varias decenas de metros, y una columna de humo negro tóxico que alcanzó a La Habana, a 104 kilómetros.

jc (efe, CubaDebate, Radio Rebelde)