El video de la oprobiosa derrota del Hulk iraní en su debut en el ring: perdió por nocaut

El fisicoculturista Sajad Gharibi, famoso por sus particulares y osados métodos de entrenamiento, fue arrollado por el Kazakh Titan, que en el pesaje marcó 37 kilos menos

Perdió por nocaut en el primer round



 

Fuente: infobae.com

El debut del Hulk iraní en el boxeo a los 30 años resultó una verdadera decepción. Sajad Gharibi cayó por nocaut ante Djumanov Almat Bakhytovich en Dubai. El fisicoculturista de 1,88 metro de altura, que se hizo famoso en las redes por sus particulares métodos de entrenamiento, se subió al ring generando altas expectativas, pero su presentación fue muy criticada por sus seguidores y neutrales.

Gharibi venía amagando desde hace un tiempo con su incursión ya sea en el boxeo o en las artes marciales mixtas. De hecho, a fines de 2021, se entrenaba para chocar el pasado 2 de abril en el estadio O2 de Londres contra el inglés Martyn Ford, una figura mundial de las MMA. Pero el combate se cayó. De todos modos, la exposición le sirvió para exhibir sus extravagantes ejercicios, en aquella oportunidad, recibiendo golpes de tres de sus entrenadores ante la cámara.

Luego de que no cerrara la citada pelea, se reflotó la posibilidad de enfrentar al Kazakh Titan, con el que ya había coqueteado más de una vez desde 2020. En la previa el duelo levantó temperatura. Es que el Hulk iraní, que en el pesaje ostentó 37 kilos más que su adversario, discutió con Djumanov Almat Bakhytovich en el acto, y los contendientes y sus acompañantes repartieron empujones y golpes presagiando una pelea de alto impacto.

Pero en el ring no hubo paridad. Luego de los primeros compases, Gharibi se quedó sin aire y fuerza en sus puños. Y un par de impactos de su rival lo pusieron en una situación comprometedora, al borde de la derrota anticipada.

El fisicoculturista de 30 años no mostró su mejor forma física (@sajadgharibiofficial)

El fisicoculturista de 30 años no mostró su mejor forma física (@sajadgharibiofficial)

El juez le dio unos segundos para que se repusiera, tratándose de una exhibición. No obstante, la escena se repitió, demostrando que su preparación física por lo menos no había sido acorde al desafío asumido. El Hulk iraní nuevamente se quedó sin gasolina y su rival lo derrumbó de un derechazo. Así, quedó en el ojo de la tormenta, y sus seguidores comenzaron a descreer de sus métodos de entrenamiento, en los que se exhibe doblando barras de metal, sartenes o levantando automóviles.

Además, en noviembre de 2020, había amenazado al Kazakh Titan en su cuenta de Instagram: “Te aseguro de que te arrepentirás de esto, te sacarán con los brazos y piernas rotas y en una camilla. Para que sepas por qué el mundo entero me llama Hulk, por esta rudeza te aplastaré”. No fue precisamente lo que se advirtió en el ring…