Explosión en centro de datos de Google deja a tres trabajadores heridos

Durante esta madrugada, Google experimentó una breve caída de sus servicios.

Posteriormente, fuentes confirmaron que esto se debió a una explosión en uno de sus centros de datos, en Iowa, Estados Unidos. Producto de este accidente, tres electricistas resultaron lesionados.



El apagón de Google se debió a una explosión en uno de sus centros de datos

Pasadas las 3 AM, Google registró una caída en sus servicios de búsqueda, arrojando un error 500, señal de que el buscador atravesaba dificultades para completar las solicitudes.

El incidente fue reportado por DownDetector, donde se puede apreciar que la falla en el servicio no alcanzó a extenderse por más de una hora.

Una vez que se registró este hecho, los medios estadounidenses hablaron casi en simultáneo de una posible explosión en el centro de datos de la localidad de Council Bluffs, Iowa, como la posible causa de la caída de Google. Mientras avanzaron los minutos, se amplió el reporte, señalando además que este accidente dejó un saldo de tres trabajadores heridos, todos electricistas que estaban realizando labores de mantenimiento.

En detalle, el canal de televisión local KETV reportó que la explosión dejó a los tres electricistas antes mencionados con quemaduras de gravedad. Al recibir asistencia, fueron llevados a un centro médico del vecino estado de Nebraska.

A través de un comunicado emitido al periódico local SF Gate, Devon Smiley, portavoz de Google, reconoció la existencia del accidente y su relación con la caída del servicio, recalcando que la salud y la seguridad de todos sus trabajadores son su “principal prioridad absoluta”.

Bajo esa misma línea, Smiley afirmó que Google está trabajando en colaboración estrecha con las autoridades locales, para investigar la situación y brindar la asistencia pertinente al proceso.

Sobre el centro de datos de Council Bluffs, cabe resaltar que es uno de los más grandes de Google, en funcionamiento desde 2009. Forma parte de una red de 14 centros de datos distribuídos en Estados Unidos y 23 a nivel global.

Si bien, una caída implica la «pérdida de fuerza» con la que opera un servicio, la infraestructura de estos sistemas permite tomar medidas transitorias, apoyándose en el resto de centros de datos mientras se resuelve el incidente.

Fuente: Link