Fernando Camacho llama ‘traidor’ al alcalde cruceño Jhonny Fernández y dice que Santa Cruz ‘sigue firme’

EVALÚA EL PRIMER DÍA DE PARO

Un punto de bloqueo en la capital cruceña. Foto: Comité Cívico pro Santa Cruz

Fuente: erbol.com.bo

En una evaluación a la primera jornada de paro en Santa Cruz, el gobernador Luis Fernando Camacho, llamó “traidor” al alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, y aseguró que el departamento  “sigue firme” en la medida de presión.



Según la autoridad departamental, la ciudadanía cumplió el paro de forma “masiva y pacíficamente” en ciudades y provincias en demanda de la realización del Censo Nacional de Población y Vivienda en 2023.

“Ministros masistas y el alcalde Jhonny Fernández, siguiendo el mismo libreto, trataron de calumniar y deslegitimizar el paro, pero la institucionalidad cruceña, en la defensa de los valores democráticos y del censo, hoy enfrentó al poder represivo de la policía, a grupos de delincuentes contratados y a un alcalde traidor a su pueblo, y el paro es contundente (sic)”, escribió en Facebook.

La autoridad participó desde tempranas horas en la medida de presión por diferentes puntos de bloqueo donde hubo varios incidentes, agresiones contra quienes buscan despejar las vías e incluso  personas arrestadas.

“Los cruceños seguimos firmes exigiendo un censo oportuno que beneficiará a toda Bolivia.”, añadió Camacho.

Sin embargo, a decir del ministro de Obras Públicas Servicios y Vivienda, Edgar Montaño, Santa Cruz les dio “la espalda” a los cívicos y al gobernador cruceño debido a que varios sectores no acataron la disposición.

“En estos momentos están las vías expeditas, hay algunos otros pagados, efectivamente por la Gobernación y el Comité Cívico que todavía ha puesto ahí algunos escombros, vamos a seguir limpiando aunque se enoje (Fernando) Camacho”, añadió Montaño.

“¡Santa Cruz exige censo! Acá no hay vendidos, solo gente con convicción que lucha por mejores días (sic)”, escribió Camacho en otra publicación en alusión al alcalde cruceño, Jhonny Fernández, quien decidió no apoyar el paro.