Hay más de 18.000 ha quemadas y el fuego afecta a dos áreas protegidas

En lo que va del año, en el departamento cruceño se han registrado 221 incendios forestales y más de 14.000 focos de quema. En los últimos dos siniestros se tardó al menos nueve días en controlarlos

En Santa Cruz hay 18.420 hectáreas afectadas por los incendios forestales y 221 siniestros atendidos en lo que va del año. Los últimos dos incendios, que ya fueron controlados, ocurrieron en dos áreas nacionales protegidas.



El Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado (Anmi) Otuquis, ubicado en inmediaciones del municipio de Puerto Suárez, y el Anmi San Matías fueron los lugares afectados por el fuego. Por la fuerza de las llamas, se tardó varios días en controlarlos y las autoridades movilizaron brigadas de emergencia y equipos.

El fuego ingresó el 1 de agosto al Parque Nacional y Anmi Otuquis. Llegó por el lado de Paraguay y fue controlado el martes, afectando una longitud de 12 kilómetros.

El sector del Anmi San Matías ardió dos semanas y fue controlado este lunes 8, afectando una longitud de 16 kilómetros.

En este último siniestro trabajaron más de 100 personas, entre efectivos de las Fuerzas Armadas, guardaparques, técnicos del municipio de San Matías y bomberos de la Gobernación. En tanto que en Otuquis, la labor ha sido con bomberos y trabajadores de las estancias, entre otros.

Se tiene previsto realizar un sobrevuelo para determinar qué áreas han sido las más afectadas en el siniestro y constatar si existen zonas donde el fuego se ha reactivado para proceder con las tareas de liquidación y monitoreo de las mismas.

Autoridades departamentales indicaron que la cantidad de hectáreas afectadas en estos últimos dos incendios se darán a conocer este viernes.

La directora a.i. de Recursos Naturales de la Gobernación, Yovenka Rosado, señaló que si bien el fuego pudo ser controlado, “los incendios ocurrieron en áreas protegidas nacionales donde no hay ningún tipo de uso”, explicó Rosado.

La autoridad departamental agregó que el 16% del departamento se encuentra en riesgo extremo de ocurrencia de incendios forestales, de acuerdo con el reporte emitido por el Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales (Satif).

“Actualmente no tenemos incendios forestales activos, pero nuestros bomberos forestales se encuentran en apronte. El Satif detectó ayer 11 focos de quema, pero en lo que va del mes ya suman 381 y el acumulado de esta gestión subió a 14.613”, indicó Rosado.

Los municipios de San José de Chiquitos y Charagua son las zonas que concentran una mayor concentración de estos focos de calor.

A finales de julio, las autoridades departamentales activaron la alerta naranja ante el elevado riesgo de incendios forestales y con la finalidad de que los municipios afectados inicien campañas de comunicación a la población susceptibles de ser afectados por los riesgos potenciales y para que activen los protocolos a seguir en caso de presentarse situaciones de desastres o emergencias.

Sobrevuelo en la zona

El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, desde Puerto Suárez informó que tras un sobrevuelo sobre el Anmi Otuquis pudieron comprobar que el fuego no se reactivó.

“Queremos resaltar los niveles de coordinación que existen entre el Gobierno central y los municipales, porque nos permite atender de forma inmediata cualquier tipo de eventualidad que se presente. En el caso de Puerto Suárez venimos trabajando desde el año pasado, pero este año existe la necesidad de mejorar nuestra reacción para que en el caso de que se presente algún tipo de desastre, el impacto sea mucho menor”, agregó la autoridad nacional.

Según el viceministro Calvimontes, hasta el momento no se logró cuantificar la cantidad de hectáreas afectadas por el fuego; sin embargo, detalló que se perdieron alrededor del 80% de los pastizales.

Las brigadas de emergencias de la Gobernación y de los municipios están listas para actuar en cualquier momento, para evitar que los incendios se descontrolen.