Mayor Muñoz fue jefe del DACI, apoyado por Johnny Aguilera, que lo condecoró

Fue jefe de grupo en el DACI en la gestión 2018, cuando el director era el entonces coronel Johnny Aguilera, quien lo consideraba de su confianza. Revelan que Nallar lloró en el DACI y decía que él no fue, pero sabía quién mató a los policías y ofreció dinero

Fuente: El Deber

“Soy un policía de honor, he trabajado en casos muchos más grandes que este y nunca confronté con problemas, nadie me denunció. Participé incluso en la captura de Jeanine Áñez, solo cumplí con mi deber de policía. Le doy mis pésames a la familia de las víctimas”, dijo el mayor Julio Álvaro Muñoz Mejía, frente al juez cautelar de La Guardia, durante la audiencia cautelar en la que fue imputado por complicidad en el asesinato de tres de sus camaradas el 21 de junio pasado, en la jurisdicción de Porongo.



Dio ese testimonio cuando el juez le dio la palabra para que haga su defensa material, antes de emitir el fallo frente a los abogados de ambas partes y los fiscales Marcos Arce y Luis Alfredo Alba Flores.

Investigaciones de la Policía y de la Fiscalía identifican al mayor Julio Álvaro Muñoz, exjefe del Grupo de Inteligencia y Operaciones Especiales (GIOE) como la persona que presenció la entrega de armas, uniformes y gorras de la Felcn a los presuntos autores del crimen, de esconder la verdad de los nombres de sicarios para la matanza de sus tres camaradas, fue también jefe del grupo del Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

Los registros de la misma Policía revelaron que el mayor Muñoz fue jefe de uno de los grupos del DACI, durante la gestión 2018 cuando en la Felcc se desempeñaba como director el entonces coronel Johnny Aguilera, que hasta hace poco ejercía de comandante general de la Policía. Aguilera y el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, le impusieron condecoración a la excelencia al mayor Muñoz por su actuación en la entrega pactada de Misael Nallar.

Brasileños del PCC

Después de que el mayor Muñoz fuera imputado e identificado como cómplice en el asesinato de sus tres camaradas, de esconder información, de ocultar la verdad, de presenciar la entrega de chalecos y de armas a los matones para ejecutar a los uniformados, policías de inteligencia revelaron estar indignados de su actuación.

“Este tipo ya debió de ser dado de baja de inmediato y con ignominia, no merece, el asesinato de tres camaradas, es increíble esto” dijo un policía de la Felcc que prefirió el anonimato. Revelaron que cuando el mayor Muñoz se desempeñó en el DACI actuó de manera soberbia porque tenía el aval del entonces coronel Johnny Aguilera, considerado uno de sus amigos que gestionó para que se venga desde La Paz a trabajar a su lado en Santa Cruz por ser de su confianza.

Policías del DACI, así como de la Felcn, confirmaron que cuando Muñoz ejercía de jefe de grupo del DACI actuaba a su libre albedrío. Permaneció durante casi un año y fue separado de ese lugar al confrontar con problemas con otros jefes policiales cuando investigaba a ciudadanos brasileños. “Hacía lo que él quería, está registrado que él participó en la detención del brasileño que aseguraba que pertenecía al PCC. “Al final nosotros indagamos y descubrimos que el extranjero fue extorsionado y Muñoz se fue y nadie lo sancionó”.

Nallar ofreció plata al DACI

La imputación elaborada por agentes de la Felcc y la comisión fiscal de Marcos Arce y Luis Alfredo Alba Flores, sobre el asesinato de los policías Eustaquio Olano, Alfonso Chávez Flores y José David Candia Orozco el 21 de junio, en el municipio a Porongo camino al El Cuchi, es contundente. La Fiscalía ya tiene judicializada el anticipo de prueba contra los autores, sustentadas en declaraciones de testigos protegidos ante la cámara gessel. La imputación calificó de detención irregular la captura de Misael Nallar Viveros en Los Troncos, por el mayor Muñoz.

La Fiscalía concluye que Muñoz encontró a Nallar en el lugar pero fue al final una entrega pactada. Lo dejó hablar por teléfono con las personas que quería, no le secuestró el aparato. Policías de la Felcn y del DACI,que se consideran dignos de su trabajo pero que pidieron el anonimato, contaron lo que ocurrió cuando el mayor Julio Álvaro Muñoz, llegó a las oficinas centrales de La Felcc en Santa Cruz trasladando a Misael Nallar.

“Recuerdo que esa noche el mayor Muñoz llegó y pedía que nadie toque a Nallar. Lo metió hasta nuestras oficinas, lo recomendó. Nallar se sentó y empezó a llorar. Decía que yo no fui pero sé quién los mató. Ofrecía plata, varias cantidades en dólares, a todos nos ofrecía”, dijo un agente. Otro señaló que “le dijimos usted aquí no tiene por qué ofrecer plata, en eso el mayor Muñoz se salió.
Muñoz, fue favorecido por la justicia con medidas cautelares de carácter personal, como presentación ante la Fiscalía cada 30 días, prohibición de comunicarse con las víctimas y un garante personal.

Tiene 15 días para cumplir y si no la medida le puede ser revocada. Permanecen detenidos por el delito de asesinato en la cárcel de Chonchocoro de La Paz, Misael Nallar Viveros, en la cárcel de El Abra el colombiano Esteban Beltrán Muñoz y en Palmasola el abogado Rodrigo Gonzales Arrázola, además de Widen Nallar Noda. La Fiscalía amplió las investigaciones por asesinato también contra Edgar Dorado Menacho apodado ‘Jefe’, Jassier Góngora Montero, ‘Flaco’, que permanecen prófugos y son buscados por la Policía. La Fiscalía apeló la decisión del juez de La Guardia.

El fiscal departamental Róger Mariaca informó que la comisión fiscal lleva adelante la investigación y que se presentó la apelación.

Aseguró que la Fiscalía y la Felcc acumularon evidencias pero que se respeta la decisión del juez Rodrigo Vedia.