Misicuni abre la Escuela del Agua con juegos y arte

Cochabamba cuenta con la primera Escuela del Agua, que abrió ayer la Empresa Misicuni en las instalaciones donde además funciona la planta de tratamiento de Jove Rancho, en Quillacollo, para dar a conocer todo el proceso que sigue este recurso para llegar desde la represa hasta los hogares y los sembradíos. 

Fuente: lostiempos.com

La singular Escuela del Agua apelará a varios recursos para transmitir a las nuevas generaciones la construcción del megaproyecto que se ejecutó en más de una década y que fue largamente anhelado por más de 50 años como una solución al problema hídrico de la región metropolitana.



El nuevo lugar es un espacio lúdico y didáctico que integra arte, historia y juegos populares.

“Es la primera escuela a nivel nacional que tiene el fin de sensibilizar el cuidado del agua, el ciclo hidrológico y para que los niños puedan conocer este proyecto de Misicuni. Estamos empezando con Kusicuna, una escuelita que nos está visitando”, expresó el presidente de Misicuni, Óscar Zelada.

La Escuela del Agua tiene además el objetivo de promover la sensibilización sobre el cuidado del agua entre los estudiantes de unidades educativas, universitarios y a la población. Se halla unos cinco kilómetros de la ciudad en El Paso, al norte de Quillacollo. La represa se ubica en Misicuni, en la cordillera del Tunari.

“Hablar del agua es hablar de la vida, ya que el agua es salud, educación y producción para una buena alimentación. Debemos hacer entender las bondades del agua a la ciudadanía para el buen uso y aprovechamiento eficiente”, manifestó el gobernador de Cochabamba, Humberto Sánchez.

Las visitas a la Escuela del Agua se desarrollan en un circuito pedagógico que permite conocer los diferentes componentes del Sistema Múltiple Misicuni, que comprenden murales, laboratorio, sabores de agua, galería histórica, sala audiovisual, maqueta, entre otros, informó la Gobernación.