Cochabamba: Empresa presentó cuatro denuncias por incidentes contra el Tren Metropolitano

La circulación ilegal de vehículos sobre las vías, el robo de cable de alimentación de energía y el pintarrajeo de vagones, son los hechos ocurridos en estas dos semanas.

Fuente: Unitel

Desde el inicio de las operaciones de las dos líneas del Tren Metropolitano en Cochabamba, se han registrado una serie de incidentes y hechos delictivos en diferentes sectores donde opera este transporte.



Según el director de ‘Mi Tren’, Junior Vega, a la fecha suman cuatro las denuncias que se han presentado ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) para poder frenar e identificar a los responsables de estos hechos.

Uno de los vagones fue pintarrajeado (Foto: APG).

La primera denuncia fue contra el conductor de un minibús quien tras utilizar las vías del tren en el sector del municipio de Vinto, quedó atrapado, por lo cual fue arrestado y multado por las autoridades.

Sin embargo, en un segundo caso, otro conductor que pasó a gran velocidad por una de las vías del tren a la altura de la OTB Killman, aún no ha sido identificado, se busca que se haga responsable por los daños que pudo ocasionar en la infraestructura.

La tercera denuncia se debió al robo de más de 50 metros de cable de cobre de alimentación de la corriente de la Línea Roja, hecho ocurrido a la altura de las instalaciones Guabirá.

En este caso se busca identificar a las personas responsables de este hecho vandálico que puso en riesgo la operatividad del tren, el cual fue suspendido por al menos dos días.

El último caso ocurrió en la estación central de San Antonio, donde dos personas fueron captadas pintarrajeando con aerosol uno de los vagones del tren.

La Policía investiga todos estos hechos delictivos, ya que solo uno de los responsables ha sido sancionado, mientras que las otras personas buscan ser identificadas.

Asimismo, el directo lamentó la falta de educación vial de la ciudadanía, donde las personas caminan sobre los rieles, los vehículos no respetan la señalización de alto y buscan ganarle al tren, además, de aquellos que dejan deshechos y hasta piedras sobre las vías.