Defensor admite que Nadia Cruz sigue en esas oficinas, pero no como funcionaria

En el portal de la Defensoría del Pueblo la exfuncionaria figura como “personal de planta”

Defensor admite que Nadia Cruz sigue en esas oficinas, pero no como funcionaria | El Deber

 

Fuente: El Deber



 

El nuevo Defensor del Pueblo, Pedro Callisaya, admitió que su predecesora, Nadia Cruz, está en estas oficinas, pero solo para complementar los informes que debe entregar sobre el trabajo que realizó a lo largo de su gestión, y negó que sea una funcionaria de la entidad.

“Lo único que acontece es que por responsabilidad institucional, tenemos que hacer una transición, esta es una institución del Estado, se rige por normas del Estado y en consecuencia, si no hago esa transición de información voy a ser responsable del estado en que me va a dejar la institución. Tiene que haber un informe”, justificó el Defensor.

Desde el miércoles circuló un documento en el que la exdefensora figura como parte de la planilla de esta oficina, “delegado (a) adjunto para la defensa y cumplimiento de los DDHH” es el cargo que figura en las planillas. Cuando los periodistas le preguntaron a Callisaya si Cruz era funcionaria, este aseguró que “no es funcionaria”, como escueta respuesta antes de dar por finalizada la conferencia.

Sin embargo, de acuerdo con el portal de la Defensoría del Pueblo, Nadia Alejandra Cruz Tarifa figura como “personal de planta”, trabaja en la oficina nacional y es parte del “personal dependiente” de este despacho.

Pedro Callisaya Aro fue elegido como Defensor del Pueblo en una controvertida sesión de la Asamblea a la que asistieron pocos asambleístas opositores y el MAS lo declaró como nuevo defensor. El martes asumió el cargo y fue señalado como un nuevo defensor afín al Gobierno.

Ese mismo día se hizo cargo de la oficina y Nadia Cruz le dijo que le entregaba “la casa limpia”, pero ahora se conoce que la exdefensora sigue trabajando como personal de planta. Nadia Cruz asumió el cargo de defensora interina el 30 de enero de 2019 y preservó el cargo por tres años y ocho meses. Desde distintos sectores la señalaron como una defensora afín al Gobierno.