El cuarto detenido por el atentado contra Cristina Fernández niega haber sido parte del plan para asesinarla

Gabriel Nicolás Carrizo es sospechoso de integrar el grupo que intentó cometer el magnicidio contra la vicepresidenta argentina.

Fuente: https://actualidad.rt.com



Gabriel Nicolás Carrizo, el cuarto detenido por el intento de magnicidio contra la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, negó este viernes haber participado de la planificación del ataque, informa la agencia Télam.

Carrizo fue indagado por la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rivolo, aunque solo respondió a preguntas de su abogado, Gastón Marano, indicaron fuentes del Poder Judicial.

De acuerdo al periódico La Nación, durante la declaración, Carrizo dijo que se trató de «una broma» cuando le contó por mensaje a un familiar suyo que había aportado un arma calibre 22 para el ataque.

El imputado también se lamentó en los mensajes de que el atentado «no tendría que haber terminado así», sin cumplir su objetivo.

El joven fue detenido hace dos días, cuando acudió a los tribunales de Buenos Aires a retirar el teléfono celular que él mismo había aportado como prueba. Carrizo se convirtió en sospechoso debido a los mensajes que cruzó sobre el atentado con varios de sus allegados. Pero él sostiene que, de haber estado involucrado en el planeamiento del ataque, no habría entregado su móvil a la Justicia.

El intento de homicidio contra Fernández de Kirchner ocurrió el pasado 1 de septiembre, cuando la política saludada a una multitud de seguidores congregada en las cercanías de su casa, en el barrio de Recoleta, Buenos Aires.

De momento, hay cuatro personas detenidas por su presunta responsabilidad en el hecho. Primero fue capturado Fernando Sabag Montiel, de 35 años, la persona que intentó asesinar a la vicepresidenta disparándole fallidamente a la cabeza; posteriormente, las autoridades detuvieron a su pareja, Brenda Uliarte, quien también se encontraba en el lugar del incidente. Ambos fueron procesados con prisión preventiva.

Ya este martes, la Policía detuvo a Agustina Díaz, amiga de Uliarte, para que acuda a comparecer ante la Justicia. De acuerdo con las autoridades judiciales, Díaz le reprochó a Uliarte que el atentado hubiese salido mal.