El Reino Unido le prohibió la entrada a la delegación oficial china a la capilla ardiente de Isabel II

El presidente de la Cámara de los Comunes rechazó la petición de la comitiva de Beijing por las sanciones del país asiático contra cinco diputados y dos lores británicos. Vladimir Putin no fue invitado al funeral de Estado

La capilla ardiente de la reina Isabel II en Westminster La capilla ardiente de la reina Isabel II en Westminster

Fuente: Infobae.com

 



El Parlamento británico le negó la entrada a la delegación oficial de China a la capilla ardiente de la reina Isabel II en el palacio de Westminster en Londres -sede del cuerpo legislativo británico-, donde el féretro de la reina yacerá hasta este lunes, reveló hoy la BBC.

La presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle, ha rechazado la petición de la comitiva china para entrar a presentar sus respetos a la monarca a causa de las sanciones del país asiático contra cinco diputados y dos lores británicos, según esta información, que no ha sido confirmada por el Legislativo.

El presidente de China, Xi Jinping, fue invitado al evento del lunes, pero en su lugar enviará una delegación encabezada por el vicepresidente Wang Qishan.

Pero hoy le rechazó una solicitud para que el grupo chino ingrese al antiguo corazón de la democracia británica.

El año pasado China impuso sanciones de viaje y congeló activos de nueve británicos -entre ellos siete parlamentarios- por haber señalado a Beijing de cometer abusos contra los derechos humanos de la minoría étnica de los uigures en la región china de Xinjiang.

Aquello ya motivó que el embajador chino en el Reino Unido fuera vetado de entrar al Parlamento, una prohibición que se hace ahora extensible a la delegación china que quería presentar sus respetos a la reina en la capilla ardiente.

Sin embargo, sí se espera que el vicepresidente chino asista al funeral de Estado del lunes, que se oficiará en la abadía de Westminster, cercana al Parlamento.

El pasado septiembre, los presidentes de la Cámara de los Lores (alta), John McFall, y los Comunes (baja), Lindsay Hoyle, indicaron al embajador chino en este país que no podría acudir al Parlamento debido a las citadas sanciones.

El Gobierno chino criticó entonces esas medidas tildándolas de “despreciables y cobardes”.

Un grupo de siete diputados y lores, entre ellos exministros conservadores como Iain Duncan Smith y Tim Loughton, urgieron ayer al Ministerio británico de Asuntos Exteriores a que retirara la invitación al presidente chino Xi Jinping al funeral, si bien es improbable que este acuda.

Estos parlamentarios sostienen que sería “totalmente inapropiado” que el régimen chino tenga representación en ese servicio por su historial en materia de derechos humanos.

El caso de Rusia

El gobierno de Liz Truss no cursó una invitación a Moscú para que Vladimir Putin asista al funeral de Estado de la reina. La medida responde a la invasión a Ucrania, y fue mal recibida por el Kremlin, aunque sus voceros indicaron que el mandatario de todos modos no hubiera viajado.

La misma medida fue tomada por Londres para los gobiernos de Bielorrusia (también por el conflicto en Ucrania) y Myanmar, donde una Junta Militar que derrocó, juzgó y encarceló a la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi.

Está previsto que el féretro de la monarca, que falleció a los 96 años el pasado día 8 en Balmoral (Escocia), repose en la sede del Parlamento británico hasta que se oficie su funeral de Estado este lunes.

(Con información de EFE)