Encuentran un cráneo humano de casi un millón de años en China

Un investigador aseguró que se tiene constancia de muy pocos fósiles humanos de alrededor de un millón de años.
Encuentran un cráneo humano de casi un millón de años en China

Fuente: https://actualidad.rt.com

Un grupo de arqueólogos ha encontrado un cráneo humano casi completo de aproximadamente un millón de años de antigüedad en el condado de Yun, situado en la provincia de Hubei (China), informaron este jueves medios locales.

El hallazgo ocurrió en el mismo sitio donde hace más de 30 años se desenterraron otros dos cráneos. Los anteriores se deformaron durante el proceso de fosilización, mientras que este último no presenta deformación visible.



«El cráneo número 3 es similar a los dos primeros en términos de entorno de entierro, restos de fauna y características técnicas de los productos de piedra, por lo que los tres cráneos deberían pertenecer a la misma época», explicó Lu Chengqiu, jefe del equipo de excavación e investigador del Instituto Provincial de Reliquias Culturales y Arqueología de Hubei. Asimismo, detalló que la edad exacta se confirmará mediante la datación por radiocarbono.

Por su parte, Gao Xing, investigador del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados de la Academia de Ciencias de China y líder del equipo en el sitio arqueológico, aseguró que se tiene constancia de muy pocos fósiles humanos de alrededor de un millón de años.

Otros descubrimientos

Cerca del cráneo encontrado también se ha desenterrado una gran cantidad de fósiles de animales —la mayoría de ellos pertenecientes a rinocerontes, elefantes, caballos y ciervos—, así como objetos de piedra, lo que sugiere que los antiguos habitantes del condado de Yun eran cazadores y hábiles fabricantes de herramientas.

Los expertos esperan que el descubrimiento brinde información más precisa sobre el rostro y el cráneo humano en ese momento, con características anatómicas más claras visibles, así como información científica significativa sobre el volumen del cerebro, las etapas evolutivas y las características de la población regional.

Por otro lado, sostienen que este descubrimiento tiene un gran valor de investigación porque proporciona una base importante para explorar el patrón evolutivo de los humanos arcaicos y el origen del ‘Homo erectus’ en Asia oriental.