Experto alemán advierte sequía si se afecta la zona boscosa de Tariquia con la intervención petrolera

La zona es «una bomba de agua» que genera lluvias y facilita que el agua se infiltre en los suelos para recargar los acuíferos subterráneos

David Maygua

 



Fuente: El Deber

 

El experto alemán Stefan Cramer alertó que existe el riesgo de una gran sequía en el Valle Central de Tarija si se deforesta el bosque de la Reserva Nacional de Flora y Fauna de Tariquia (Rnfft) por la intervención petrolera. El científico es una referencia mundial como hidrogeólogo y miembro del Servicio de Expertos Senior (SES) de Bonn (Alemania).

Cramer consideró como una «bomba de agua» a esa área protegida debido a que es generador de lluvias que se infiltran en los suelos para recargar los acuíferos subterráneos que abastecen a las fuentes de agua.

«Se hizo un estudio climatológico de la Reserva de Tariquia que por la dirección de los vientos y la cantidad de humedad genera  precipitaciones pluviales en el Valle Central de Tarija. La precipitación se evapora directamente a través del bosque y se producen masas de aire que ayudan a subir muy alto para pasar a la cordillera de Sama, donde se generan las lluvias», explicó.

El experto disertó este miércoles en el Foro Público «Tariquia, la amenaza petrolera» organizado por el Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB), Caritas Pastoral Social y la Subcentral Campesina de Tariquia.

A su criterio, la intervención petrolera causará un impacto fuerte en la zona boscosa que tendrá una evaporación muy pequeña para generar lluvias. «Existe el riesgo de una gran sequía en el Valle Central de Tarija porque no van a llegar nubes suficientemente cargadas con humedad para abastecer las fuentes de agua. En gran parte del bosque y la zona montañosa de la Reserva de Tariquia tienen una función de alta importancia para el ciclo del clima. Si los bosques desaparecen, la evaporación será menos y la sequía será más fuerte», reafirmó Cramer.

Ante esta situación, el especialista recomendó al Gobierno la conservación del área protegida en lugar de impulsar una exploración hidrocarburífera.