Gobierno pide que no lo culpen por el conflicto cocalero y envía a misa a involucrados “para que purguen sus pecados”

El ministro Gonzales dice que el Comité pro Santa Cruz y la Unión Juvenil Cruceñista respaldaron la protesta en La Paz. Afirma que Adepcoca no está en condiciones de pedir su renuncia.

 

Gobierno pide que no lo culpen por el conflicto cocalero y envía a misa a involucrados “para que purguen sus pecados” | El Deber



Mercado paralelo en llamas I APG Noticias.

 

Fuente: El Deber

Jesus Alanoca

 

El Gobierno nacional pidió este viernes que no lo culpen por el conflicto al interior de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) y envió a misa, para que purguen sus pecados, a quienes participaron el jueves de la masiva marcha, que terminó con la quema del mercado paralelo de Arnold Alanes.

Visiblemente molesto, Remmy Gonzales, ministro de Desarrollo Rural y Tierras, sostuvo que los productores de la hoja de coca no están en condiciones de pedir su renuncia ni nada, tras los hechos registrados el jueves, 8 de septiembre, que calificó de “vandálicos” y “delincuenciales”.

“No están en condiciones de exigir nada, más bien el fin de semana vayan a la misa, a purgar y liberar el pecado que han cometido, nadie tiene el derecho de atentar contra la vida de otro boliviano, ni ante las leyes de Dios ni de los hombres”, manifestó en conferencia de prensa.

Aseguró que el Gobierno buscó en todo momento el diálogo y acusó al Conade, Comité pro Santa Cruz y Unión Juvenil Cruceñista de haber respaldado la movilización, considerando que fue una réplica caricaturesca del “golpe de Estado” de 2019.

La conferencia de prensa:

No nos echen al Gobierno la culpa de su incapacidad de poder arreglar un conflicto interno. El Gobierno ha buscado diálogo, siempre en el marco de la razón, de la racionalidad humana, no de la prepotencia, de la arbitrariedad, de la imposición, porque si así lo hacen, vamos a entender que esto es netamente político”, agregó el titular.

Lamentó que la marcha de cinco días, que salió de los Yungas, tuviera como objetivo principal “hacer daño al prójimo”, “atentando contra mujeres, niños y ancianos” que protegían su producción de coca al interior del galpón que fue incendiado.

“Señor (Freddy) Machicado, usted es joven, eso no significa que tenga la razón, en este momento tiene fuerza, pero nosotros tenemos la razón y de la razón en cualquier momento podemos sacar fuerza”, advirtió el ministro.