Grupo de exministro Moldiz admite que hay fuerzas que dividen al MAS

En los últimos días, Evo Morales, líder del MAS, dirigió su artillería contra algunas personas afines al partido azul acusándolas de  promover un “plan negro”, contra su persona y su entorno cocalero.

 

  • El expresidente Evo Morales y su exministro Hugo Moldiz, ahora están confrontados. | APG

Fuente: Los Tiempos
Wilson Aguilar

Dos movimientos de izquierda que apoyan al exministro de Gobierno Hugo Moldiz alertan sobre intentos de división en el Movimiento Al Socialismo (MAS) “que se profundizan por la miopía y ambiciones de grupo que ponen en riesgo la acumulación histórica y política del movimiento popular”, dice uno de los manifiestos y observa que se ataca a la exautoridad en esta coyuntura como anteriormente se hizo con los libres pensantes.



“Primero que nada, nuestro llamado es a la unidad cualitativa y superior de todas las tendencias, proyectos y posiciones que se han desatado en la actual coyuntura en el MAS y en el Instrumento Político. Negar que existen conatos de división sería simplemente mentir y al pueblo no se le miente”, refiere una declaración del Movimiento Guevarista.

En los últimos días, Evo Morales, líder del MAS, dirigió su artillería contra algunas personas afines al partido azul de promover un “plan negro”, contra su persona y entorno cocalero, a través de la Escuela de Inteligencia de las Fuerzas Armada y de Moldiz, entre otros.

Moldiz formaría parte de este plan, que tendría como objetivo principal debilitar la imagen del líder cocalero y su entorno.

“Acá están los operadores. Hugo Moldiz me llama personalmente para decirme: ‘Hola, hermano presidente, quiero visitarte (muestra un gesto sonriente)’. Y con las Fuerzas Armadas en todas andanzas, mira las acciones de desprestigio contra Evo, viajes, narcotráfico, marchas, temas de corrupción, de todo y no solamente es que van a preparar acciones de desprestigio, sino que se van a movilizar usando la gente”, señaló el jefe del MAS en su programa dominical de Kawsachun Coca.

“En esta coyuntura le tocó ser identificado como blanco del nacionalismo del MAS, como antes ocurriera con otros compañeros y compañeras revolucionarios de izquierda; estigmatizados en su momento como ‘libre pensantes’”, sostiene el comunicado “guevarista” que apoya a Moldiz.

Funcionales a la derecha

Este manifiesto refiere que las fisuras al interior del masismo son funcionales a la derecha y al imperialismo, cuyo objetivo es dividir al MAS.

“Miopía de quienes piensan que romper el MAS para reposicionarse es el camino de su victoria; así como el otro extremo, de quienes, tras posiciones personales y oportunistas, no reconocen la historia marcada por el MAS y su dirigente histórico, Evo Morales”, señalan.

Agrega que “no podemos caer en ese error estratégico pues significaría también una derrota estratégica”.

Posiciones irrenunciables

En tanto, las alas renovadoras y radicales del masismo continúan minando la estructura del oficialismo toda vez que ante la denuncia de un “plan negro” contra Morales, ahora sale a luz que ese “plan” es contra el presidente Luis Arce, intentos de golpe interno para tumbar a la actual administración, toda vez que se ha convertido en un “opositor’.

“El ‘plan negro‘ que ha dicho el señor Evo Morales es el ‘plan negro‘, más bien, que hace Evo Morales contra el Gobierno nacional de Luis Arce y David Choquehuanca (…). En la reunión que tuvimos con el Presidente, el gabinete, el Vicepresidente y los 97 diputados y senadores, yo mostré las pruebas. Y en conferencia de prensa, el día lunes, voy a mostrarle al país los más de seis golpes internos de Evo Morales hacia el Gobierno constitucional”, mencionó el diputado Rolando Cuellar (MAS) a DTV.

Agregó que “lo quiere tumbar a Luis Arce, él (Morales) es el cabecilla con los operadores Carlos Romero y Juan Ramón Quintana”.

Insinúan que Del Castillo tiene el celular de Evo

Los ataques entre renovadores y el ala dura del MAS no cesan. Esta vez, el exministro de Gobierno Carlos Romero insinuó que el actual titular de ese despacho, Eduardo del Castillo, habría sacado la palabra “cáncer”, con la que calificó a algunas exautoridades, del celular que extravió o fue sustraído a Evo Morales en un acto de campaña política en Santa Cruz.

Según un reporte de Urgente.bo, Romero dijo que no hace mucho tiempo le mandó un mensaje al aparato telefónico del exmandatario y explicó que en el escrito le señaló que cuando el “narcotráfico se instala en una sociedad, es equivalente a un cáncer, ¿por qué? Porque el narcotráfico tiene dos métodos para subordinar o dominar al Estado. Uno es enfrentarlo militarmente, la estrategia, Pablo Escobar, Cártel de Cali, y el otro, el de penetrarlo por la vía de corrupción, y eso es un cáncer”, dijo.

“Le mandé mensajes al expresidente Evo, el celular que se le ha perdido y con poca creatividad, sale a decir este señor (Del Castillo) son un cáncer. Pero, bueno, está bien, quería verlo en la cancha, lo que quería es que saliera de su madriguera”, acotó.

El 11 de septiembre, el Ministro de Gobierno no sólo calificó a los exministros de Evo Morales de ser un “cáncer”, sino que además los acusó de no haber hecho nada por impedir las muertes de ciudadanos bolivianos en la crisis política y social de 2019.

Colectivo rechaza acusación a Moldiz 

La sindicación contra Hugo Moldiz de estar detrás de un “plan negro” contra Evo Morales también despertó la indignación del Colectivo Revolucionario Plurinacional Marxista Comunitario, que calificó de infundada.

“Las infundadas y temerarias acusaciones a Hugo Moldiz, al extremo de asociarlos antojadizamente con servicios de espionaje del imperialismo o en atentados a la integridad física de un exmandatario, no pueden quedar sin reacción y en silencio, como el silencio cómplice en nombre de la unidad, es algo que debe autocriticarse la militancia del MAS, el propio el instrumento político y el proceso de cambio”, señaló en un comunicado.