La Paz: Denuncian irregularidades en intento de aprobar ordenanza para cambiar el uso de suelo

Los concejales que aprobaron la norma en esa sesión son: Óscar Sogliano, Lucio Quispe y Lucía Mamani, Lourdes Chambilla y Pierre Chaín; otros cuatro se abstuvieron.

edificios
Edificios en la ciudad de La Paz. Foto:skyscraper

Fuente: ANF

La presidenta del Concejo Municipal de La Paz, Yelka Maric, denunció que se cometieron al menos cinco irregularidades en la intención de aprobación de un proyecto de ordenanza municipal que pretende cambiar, sin un estudio técnico, la Ley de Uso de Suelos Urbanos (LUSU) para autorizar grandes edificios en zonas de alto y muy alto riesgo.



El viernes 9 de septiembre se instaló una sesión del Concejo Municipal donde se incluyó, de forma sorpresiva, una carpeta de emergencia que contenía un proyecto de ordenanza municipal de la concejal Lucía Mamani.

Maric dijo la pasada jornada en una conferencia de prensa que la normativa pretende autorizar construcciones sin restricciones en al menos 10 sectores de la ciudad de La Paz.

La presidenta del Concejo Municipal enumeró y explicó las cinco irregularidades. La primera tiene que ver con la falta de respaldo técnico, legal y financiero de la propuesta de ordenanza.

“Por el impacto y por las connotaciones debió ofrecer un profundo análisis en el tema de factores como servicios básicos, infraestructura vial, social, salud, educación. Este análisis técnico debe ser realizado por profesionales con la formación y solvencia necesarias”, sostuvo Maric.

La segunda observación fue a la ausencia de firma en los anexos de la concejala proponente, como establece uno de los requisitos el reglamento interno; además, no se escanearon varias hojas del trámite y tampoco se ofreció una nota de aclaración.

La tercera irregularidad es que el proyecto de ordenanza no fue leído en el punto de correspondencia del pleno en ningún momento. Además, se aclaró que la propuesta no viene de una comisión, sino es iniciativa de un asesor de la concejal Lucía Mamani, presidenta de la Comisión de Gestión Territorial.

“La aprobación del proyecto de referencia no observara Ley Municipal 198 de Centralidades Urbanas. La competencia del ajuste normativo de patrones de asentamiento; por ende, los parámetros de edificación corresponden al Órgano Ejecutivo. La concejal, su asesor y los concejales que votaron a favor de la ordenanza municipal aparentemente no la conocen”, explicó Maric sobre la cuarta observación.

Los votos insuficientes se constituyen en la quinta irregularidad. Según la normativa interna, la aprobación de una ordenanza municipal debe gozar de la mayoría absoluta de votos de los concejales presentes.

Por todos esos vicios de nulidad, la presidenta del Concejo decidió devolver la propuesta de ordenanza con una nota donde se explicarán todas las observaciones.

“El ojo del público sobre los concejales puede evitar la desnaturalización de las funciones del Concejo y de su misión; por ello, apelo y llamo a todos los vecinos, a los medios de comunicación, a vigilar a sus representantes para que éstos trabajen en beneficio de ustedes y no de sus proyectos de poder”, dijo Maric.

Los concejales que aprobaron la norma en esa sesión son: Óscar Sogliano, Lucio Quispe y Lucía Mamani, Lourdes Chambilla y Pierre Chaín; otros cuatro se abstuvieron.

Las zonas y sectores que se verían afectados con la intención de la ordenanza municipal son: Plaza Villarroel, Calacoto, San Miguel, Irpavi, Achumani, Obrajes, Llojeta, Mallasilla, La Florida, El Gramadal, Costanera, avenida Muñoz Reyes, Miraflores y mercado Yungas.