Lima observa incoherencias de la gestión de Evo; menciona la justicia, protección de indígenas y la reelección

CUESTIONA DIFERENCIA ENTRE DISCURSO Y HECHOS.

Fuente: erbol.com.bo



“No es coherente decir al país o no reconocer el error que se cometido con la elección de jueces”, dijo el Ministro. Foto: Min. Justicia.

El ministro de Justicia, Iván Lima, observó incoherencias entre las normas que se emitieron durante el Gobierno de Evo Morales con los hechos y decisiones del exmandatario. Mencionó temas como la justicia, la protección de los indígenas y el intento de reelección de 2019.

“Le tengo el respeto máximo al expresidente Evo Morales, me parece que es un líder histórico, pero en el discurso no ha estado acompañado muchas veces de los hechos”, dijo Lima en el programa La Mañana en Directo de ERBOL.

Como ejemplo, Lima mencionó el tema del sistema judicial y recordó que en los 14 años de gobierno de Evo Morales, el mismo vicepresidente Álvaro García Linera reconoció que la justicia estaba podrida.

Dijo que la elección de magistrados por voto popular fue una decisión política de Evo Morales y resultó siendo una “equivocación”. Sin embargo, cuestionó que ahora incluso Juan Ramón Quintana haya sugerido cambiar la Constitución y la forma de elegir autoridades judiciales, sin reconocer que fue un error de su Gobierno.

“No es coherente decir al país o no reconocer el error que se ha cometido con la elección de jueces”, dijo el Ministro.

Cuestionó que ahora se sugiera cambiar la forma de elección de magistrados sin explicar que ese “error histórico” ha sido asumido por Evo Morales junto a Quintana.

“Ahora resulta que la persona que lo protege (el modelo de elección de magistrados) y que lo implementó junto a Juan Ramón Quintana nos dicen que hay que cambiar la Constitución y su modelo. No reconocen que ellos han creado este problema”, lamentó.

Explicó que se normalizado la carencia de justicia y la práctica de sólo otorgar derechos a quienes tienen poder. Esto, según afirmó Lima, ocurre cuando existe una doble moral,

“No puede ser que tengamos leyes bonitas y que tengamos una actitud diferente en la vida. Si hay una posición de este Gobierno es ser coherente”, dijo.

Lima afirmó que la doble moral no es tolerable en un gobernante y estadista. Manifestó que la certeza para la población debe partir de un Gobierno que no tenga doble discurso, que diga una cosa y haga otra.

“No es admisible que una persona esté generando un nivel de confrontación, destruyendo la unidad que es fundamental no sólo en el instrumento, sino en el país a partir de hechos que no son comprobados, que no se verifican y que no tienen prueba que justifique las afirmaciones”, agregó.

Sostuvo que los bolivianos necesitan unidad y una posición clara del jefe del Instrumento que no lleve a una confrontación.

Protección de indígenas

El ministro Lima cuestionó también que durante el Gobierno de Morales no se haya puesto en práctica la Ley de Protección a Naciones y Pueblos Indígena Originarios, puesto que recién esta gestión se aprobó un decreto supremo para crear la Dirección dedicada a este tema.

Dijo que si la Constitución y la ley mandan a proteger a los pueblos indígenas, no se puede esta  durante más de 10 años sin crear esta institucionalidad.

“Que una ley emitida en 2013 no hubiera tenido la decisión política del presidente, en este caso de Evo Morales, muestra claramente que no existía el compromiso que se sostenía”, observó Lima.

Aclaró que no hace estas declaraciones en el ánimo de confrontar, pero señaló que existen situaciones que se tienen solamente en las leyes y no se aplican en la realidad.

El referendo

El ministro Lima también hizo referencia al referendo del 2016, en el cual se rechazó modificar la Constitución para habilitar la reelección indefinida, y la incoherencia con la reelección que se buscaba para Morales en 2019.

“Si no tenemos el espíritu  autocrítico de reconocer que el referendo del 2019 (en realidad 2016) y la reelección no ha sido una política coherente entre lo que indica la Constitución que respeta el voto del pueblo y lo que se ha presentado, no somos coherentes y, por lo tanto, la credibilidad no va a ser del Instrumento ni del Gobierno”, reflexionó.

Si bien un referendo rechazó la reelección indefinida, el MAS optó por acudir al Tribunal Constitucional para habilitar está modalidad, sin embargo, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ya determinó que la reelección indefinida sea un derecho humano.

Aseveró que el Gobierno actual busca dar comunidad a la política definida por la Constitución de 2009, dentro del horizonte histórico del Instrumento Político.