La madre de Fernando Pacheco, Yolanda Rojas, denunció abusos por parte de las autoridades y afirmó que la Gobernación cruceña, controlada por Luis Fernando Camacho, “destruyó” la vida de su hijo.

“A mí nunca me gustó que mi hijo esté ahí, mi hijo es un excelente profesional, la política no me gustó nunca. La Gobernación destruyó a mi hijo, porque ahí trabajó”, afirmó la madre de Pacheco.

Asimismo, reprochó el accionar de la Policía que le retuvo su vehículo. Se trata del segundo motorizado que las autoridades secuestran a la familia de Pacheco, desde que iniciaron las investigaciones por una presunta coima, referida a la adquisición de barbijos, medicamentos y respiradores en la Gobernación cruceña.

“No tenían la orden de secuestro, no estaba presente un fiscal en ese momento y luego recién se le hizo la notificación. Este tipo de ilegalidades, de situaciones antijurídicas se están haciendo a vista y paciencia de los fiscales”, afirmó Eduardo Arias, abogado de la familia de Pacheco.

La pasada semana, Pacheco, exsecretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, debía presentarse a declarar por las denuncias en su contra, no obstante, desapareció y fue declarado prófugo.

El fin de semana, a través de un video difundido en redes sociales, Pacheco afirmó que no cometió ninguna irregularidad y le pidió disculpas a su madre.

“Es duro mami, no he hecho nada malo, no he matado a nadie, no he robado, no me he enriquecido, no he hecho nada, mamita; lo único malo que hice fue no hacerle caso. Perdón por todo, te amo un montón, perdón por todo lo que estés pasando, espero que mañana los fiscales, los jueces (determinen que) vos sos una mujer totalmente inocente”, afirmó el principal implicado en este caso.