MAS culpa a EEUU de «filtraciones» del informe de la CIDH y del Departamento de Estado

Este jueves se conoció que el Departamento de Estado de Estados Unidos acreditó el informe de la OEA sobre la auditoría a las elecciones de 2019 en el que se identificó graves irregularidades.

hotel-las-americas-21-3226369-20220925202829_21-3238748_20220927041048
El Hotel Las Américas donde sucedió el operativo contra «separatistas». Foto: El Deber

Fuente: ANF

El Movimiento al Socialismo responsabilizó al gobierno de Estados Unidos de las “filtraciones” de dos documentos, uno de ellos el informe de fondo de la CIDH sobre el “Hotel Las Américas”, y otro, sobre la validación del informe de la OEA referido al “fraude electoral”.



El partido de Evo Morales emitió este viernes un comunicado denominado: contra el separatismo y en defensa de la democracia. En el que señala que “el gobierno de Estados Unidos apoyado por sus cipayos y la jauría mediática que apoyó el golpe de Estado (…), intenta inmiscuirse en la política nacional con sus últimas filtraciones para dar línea a la inútil oposición boliviana con la ayuda temeraria de algunos infiltrados que aún operan desde nuestro gobierno”.

Aludió a la filtración del Informe de fondo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la violación de derechos humanos y las muertes de tres ciudadanos extranjeros en un operativo en el Hotel Las Américas que se ejecutó sin orden judicial ni presencia del fiscal en 2009.

Según el MAS, la filtración se realizó desde “una oficina pública en la ciudad de La Paz” que entregó el documento a un periodista y que se pretendió hacer pasar un informe de la CIDH como “un fallo”.

La divulgación de dicho documento dice que sirvió a “algunos infiltrados de la derecha” para desviará, al menos por unos días, la atención sobre el escándalo de corrupción en la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de Estados Americanos, sus informes tienen como base un largo proceso de investigación, generalmente demoran más de cinco años en emitir un informe preliminar en casos de denuncias.

El otro documento es del Departamento de Estado de Estados Unidos que valida el informe de la Organización de Estados Americanos en relación a la auditoría a las elecciones generales de 2019 que estableció “graves irregularidades” en dicho proceso.

El MAS señala que ambos documentos “vienen desde Estados Unidos” y que pretenden “atacar” al expresidente y comandante del denominado proceso de cambio, Evo Morales, y al gobierno conducido por Luis Arce.

Los dirigentes firmantes señalan que se pretende “atizar” el ambiente político, económico y social a puertas del cabildo cruceño convocado por las élites que usan el tema del censo para “retornar al camino del golpismo promovido por Luis Fernando Camacho”.

El gobernante MAS rechaza la injerencia del Departamento de Estado de Estados Unidos y de la OEA. Pide que se reabra el caso “Terrorismo” que fue cerrado en 2020.

En relación al caso fraude, los dirigentes señalan que ni la oposición ni el gobierno de 2020 ni Estados Unidos ni la OEA han demostrado hasta la fecha el mentado “fraude” electoral de 2019. Y hacen mención a otros informes que ponen en duda las irregularidades.

La auditoría en 2019 fue realizada por los expertos de la OEA a solicitud del gobierno de Morales, incluso se estableció que sería vinculante, aunque después el Gobierno y el MAS desconocieron los resultados.

El MAS llama a su militancia a cerrar filas en torno a Morales y al presidente Arce, y señala que se mantienen en emergencia ante los “aprestos golpistas de quienes prepararon el golpe de 2019 con paros y cabildos y hoy tratan de repetir la misma receta nefasta.