Mientras Putin intensifica la guerra en Ucrania, China se mantiene de su lado

Xi y el presidente ruso se han acercado mucho en los últimos años, aunque tras la invasión a Ucrania el régimen de Beijing se cuida de no proporcionar ningún apoyo material directo para evitar sanciones occidentales

Los presidentes de Rusia y China, Vladimir Putin y Xi JinpingLos presidentes de Rusia y China, Vladimir Putin y Xi Jinping

Fuente: Infobae.com



 

Es poco probable que Xi Jinping abandone a su “viejo amigo” Vladimir Putin, incluso cuando la decisión del líder ruso de enviar miles de tropas más a Ucrania y sus amenazas nucleares ponen a prueba la asociación “sin límites” de Beijing con Moscú, consideran los expertos.

En cambio, China profundizará en su postura incómoda de pedir diálogo y una resolución pacífica mientras se niega a condenar la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

El jueves, el ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, le dijo a su homólogo ruso, Sergei Lavrov, al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, que China mantendría una posición “objetiva” y “justa”.

Xi y Putin se han acercado cada vez más en los últimos años, unidos por su desconfianza mutua hacia Occidente, y reafirmaron su asociación pocos días antes de que Rusia invadiera Ucrania. Pero China ha tenido cuidado de no proporcionar ningún apoyo material directo que pueda desencadenar sanciones occidentales en su contra.

Putin reconoció esos límites la semana pasada cuando los dos se reunieron en Uzbekistán por primera vez desde que comenzó la guerra, describiendo a Xi como alguien que tiene preguntas y preocupaciones sobre la situación de Ucrania y elogiándolo por su posición “equilibrada”.

“No veo cuán diferente será cualquier posición nueva… China no apoya la guerra, no apoya el conflicto, eso ha sido muy claro desde el principio”, dijo Henry Wang Huiyao, fundador del think-tank Centro para China y la Globalizacón, ubicado en Beijing.

Rusia dice que sus acciones en Ucrania son una “operación especial” para degradar las capacidades militares de su vecino y erradicar a las personas que llama nacionalistas peligrosos.

Aunque China probablemente esperaba una guerra corta, es poco probable que los movimientos en el campo de batalla de Putin en Ucrania, que buscan contrarrestar las derrotas recientes, preocupen a Beijing o cambien la naturaleza sustantiva de la relación de los países, dijeron los analistas. El factor central sigue siendo la geopolítica, incluida la competencia de Beijing con Washington.

Es probable que la cooperación económica entre los dos vecinos gigantes crezca a medida que China obtenga los beneficios de más y más baratos suministros de energía, mientras que Rusia compensa las pérdidas de las prohibiciones de la Unión Europea.

“Lo que más le importa a Xi es que Putin no fracase o haga de la invasión un desastre que podría causar daños colaterales a China, principalmente en el ámbito económico”, dijo Steve Tsang, director del Instituto de China en la Universidad SOAS de Londres. “El motor básico detrás de la política exterior de Xi es poner a China primero”.

MANTENERSE FUERA DEL DESASTRE

Los medios oficiales chinos brindaron poca cobertura al último discurso de Putin, incluso después de que sacudió los mercados mundiales y provocó la condena de las potencias occidentales. Los comentarios, sin embargo, fueron muy discutidos en la red social Weibo, (la versión china de Twitter), generando una mezcla de conmoción y críticas que los censores no eliminaron, así como también apoyo.

Yuan Jingdong, profesor asociado de la Universidad de Sydney, que se especializa en defensa y política exterior de China, dijo que esperaba que China siguiera pisando la delgada línea de abstenerse de criticar públicamente a Rusia o mostrar abiertamente simpatía hacia Ucrania, mientras también se abstenía, en la medida de lo posible. de respaldar las acciones de Putin.

“Dado que el asesor de seguridad nacional de Putin (estaba) en China cuando Putin hizo el anuncio, podría haber cierta tranquilidad de parte de China a Rusia sobre la importancia de la relación bilateral, pero también una clara indicación de lo que Rusia puede esperar de manera realista de China”, dijo. .

En este punto, la opción de Beijing parece ser mantenerse al margen del lío y el creciente peligro al que ha conducido la invasión de Rusia”, dijo.

Publicado por Reuters