Ocho policías fueron asesinados en el corregimiento San Luis, en Neiva

Los uniformados fueron heridos con explosivos y luego rematados con arma de fuego

Foto: Tomada de @GuilleLondono, Twitter.
Foto: Tomada de @GuilleLondono, Twitter.

Fuente: Infobae

A las 2:30 de la tarde del viernes 2 de septiembre se presentó una masacre contra agentes de la Policía Nacional en la vereda Corozal, corregimiento de San Luis, jurisdicción del municipio de Neiva (Huila). El saldo hasta el momento es de ocho agentes muertos por ataques con ráfagas de fusil y explosivos.

Fuentes del diario El Tiempo indican que los muertos son dos subintendentes, dos patrulleros y cuatro auxiliares. Ellos salieron de una actividad de bienestar social organizado por la Policía Metropolitana de Neiva e iban de regreso hacia San Luis, cuando un campo minado fue activado a su paso. Al estar heridos, los remataron con las armas de fuego.



El director de la Policía, mayor general Henry Sanabria, se manifestó sobre el caso en su cuenta de Twitter: “Frente a los hechos acaecidos en San Luis (#Huila), nos desplazamos de manera inmediata con todas las capacidades institucionales para verificar y acompañar a nuestros policías. #DiosYPatria”.

No obstante, según le informaron fuentes de la Policía a la revista Semana, la zona es de difícil acceso por vía terrestre. De hecho, en las primeras imágenes que se han divulgado de la escena del crimen se ve que algunos cadáveres de los uniformados siguen tendidos sobre una vía rural sin pavimentar, ubicada a cuatro horas del casco urbano. Por ello, han tomado la decisión de enviar un helicóptero hasta el lugar de los hechos para verificar la situación y recoger los cuerpos.

Las autoridades añaden que hay dos bloques de disidencias de las FARC en la zona, entre los cuales estaría el determinador de este atentado. En los vehículos viajaban los auxiliares de Policía, Santiago Gómez; Mauricio Pascuas; Cristián Cubillos; Gustavo Esquivel Rojas; los patrulleros Jhon Fredy Vargas, Duberney Carreño, entre otros.

Además del presidente Gustavo Petro, quien rechazó el ataque y lo calificó como un sabotaje a su propuesta de paz total, varias personas han reaccionado al asesinato de estos agentes. Las congresistas Katherine Miranda y Sandra Ramírez dijeron que es necesario apostar a dicha propuesta cuanto antes, mientras el senador Miguel Uribe Turbay aseguró que “este es el resultado del discurso de odio en contra de los hombres y mujeres de la institución. Que caiga todo el peso de la ley para esos criminales”.

“Rechazo con dolor asesinato cobarde de 8 policiales en zona rural de Neiva. Los matan en emboscada. El maldito Narcotráfico mata servidores públicos humildes. Luto en sus familias y en la familia colombiana. Esos que no dejan de matar solo merecen la más fuerte respuesta del Estado. No hay Estado de Derecho respetable si no se ejerce TODA LA FUERZA LEGITIMA DEL ESTADO contra estos asesinos. Pido a @mindefensa desplegar la más fuerte reacción policial y militar para capturarlos y castigarlos. Su impunidad sería fracaso humillante para el Estado de Derecho.” dijo el presidente del Senado, Roy Barreras.

Desde la comandancia de las Fuerzas Militares también han condenado la masacre de este viernes. “Rechazamos el vil asesinato contra nuestros 8 uniformados de la @PoliciaColombia en #Huila. Enviamos un mensaje de solidaridad a su familia y disponemos nuestras capacidades para dar con el paradero de los responsables”, dijeron a través de un comunicado en sus redes sociales.