Por declive del gas, Bolivia puede pasar de exportador a país de tránsito

La estatal argentina YPF analizará la posibilidad de transportar gas natural de Vaca Muerta a Brasil utilizando la infraestructura boliviana.

  • Ductos bolivianos para transporte de gas natural a Brasil. | AFP
Fuente: Los Tiempos
Sergio Mendoza Reyes

Por la disminución de la producción, Bolivia puede pasar de ser un país exportador de gas natural a uno de tránsito, por el que se transporten hidrocarburos argentinos hacia Brasil, según un acuerdo alcanzado con Argentina el pasado viernes en Santa Cruz, afirmó el analista en hidrocarburos, Álvaro Ríos.

De acuerdo a un boletín oficial, la estatal argentina YPF analizará la posibilidad de transportar gas natural de Vaca Muerta a Brasil utilizando la infraestructura boliviana. Ríos dijo que esto ya se veía venir hace cinco o seis años debido a la disminución de la producción boliviana.



«Veíamos la declinación de los campos de Bolivia y veíamos las proyecciones de la declinación de los campos de Bolivia y se veía con mucha claridad que iba a quedar espacio en los ductos. También se veía que los volúmenes de Vaca Muerta comenzaban a incrementar «, dijo Ríos, quien es también socio director de la consultora Gas Energy Latin America (GELA).

En su opinión, esto puede ser una alternativa positiva ya que se reforzaría el comercio de hidrocarburos en la región, con la posibilidad de que en un futuro Bolivia recupere su potencial exportador. «Le sirve a Bolivia más adelante si es que recuperara producción, de manera que Brasil no tome otras opciones como Presal», dijo.

Por otro lado, el analista en hidrocarburos Jaime Balanza señaló que se debe tener en cuenta que Bolivia tiene una infraestructura estratégica «de alto valor» para Brasil, que aún depende del gas boliviano, y para Argentina, que carece de un adecuado sistema para transportar la producción de Vaca Muerta al norte.

En su criterio, si bien la producción boliviana bajó, aún existe un potencial hidrocarburífero «enorme» que puede ser aprovechado y no debe ser descartado.

«No podemos ser funcionales al potencial de Vaca Muerta y entregar nuestra infraestructura a precio de gallina muerta. ¿Cómo atraeremos inversiones si no tenemos mercado?”, cuestionó.

Según la consultora GELA, citada en el portal Radar Energético, Bolivia cobraría una tarifa de transporte de entre 0,70 y 0,80 dólares por cada millón de BTU, «lo que supondría ingresos promedio de 150 millones de dólares anuales en la próxima década».

En 2014 Bolivia obtuvo una renta petrolera de 5.489 millones de dólares y produjo casi 60 millones de metros cúbicos día (MMm3d). En 2021 la renta fue de 1.767 millones y la producción de 45, 6 MMm3d.

Según datos del Gobierno argentino, para que el gas de Vaca Muerta llegue a Bolivia hace falta construir un sistema de gasoductos con casi 4.000 millones de dólares, el cual estaría listo en 2024.

Yacimientos reporta superavit  comercial

Hasta agosto de este año, Bolivia registró un superavit comercial en el sector de hidrocarburos de 142,6 millones de dólares, informó el presidente de YPFB, Armin Dorgathen, según una nota de prensa.

Para tener este resultado se consideró las exportaciones de gas natural, GLP y urea, comparada con la importación de combustibles. «No es metodológicamente correcto comparar las cifras de exportación de gas natural con la importación de combustibles en periodos cortos (…), YPFB exporta gas natural, GLP, urea y otros productos en menor medida por lo que hay que sumar estas exportaciones a la balanza «, explicó Dorgathen, según la nota.