Santa Cruz definirá hoy nuevas medidas para exigir censo en 2023

Los mecanismos desarrollados por el gobernante MAS sólo son hechos distractivos, porque hay las condiciones en Bolivia para realizar el empadronamiento en 2023, dijo el analista Álvaro Puente

  • La institucionalidad cruceña durante su segunda cumbre, en agosto de 2022. | APG

Fuente: Los Tiempos

 

Hoy se realizará la tercera cumbre departamental de Santa Cruz por un “censo oportuno y transparente”, oportunidad en que se definirá una serie de medidas en demanda de que este proceso se lleve adelante en 2023 y no 2024 como ya definió el Gobierno. Esta actividad se desarrolla en medio de una serie de críticas contra el gobernador Luis Fernando Camacho y el desmarque del alcalde cruceño Jhonny Fernández.



La comisión interinstitucional por el censo en 2023 promovió este evento debido a que el Gobierno no entregó al información requerida y comprometida el pasado 15 de agosto para que complemente la propuesta de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm).

El abogado y miembro de la comisión interinstitucional José Luis Santistevan dijo: “El Gobierno actúa para que el censo sea en 2024, y promueve los conflictos y enfrentamientos. Lo que está haciendo Santa Cruz es la defensa de sus derechos. Eso es irrenunciable y uno de ellos es el censo que determina la redistribución económica, de escaños, el pacto fiscal”.

Entre las posibles medidas por la cumbre está un paro de 72 horas o indefinido, aunque los dirigentes no quisieron adelantar las características de sus determinaciones.

Desmarque

Este encuentro contará con la presencia de diferentes sectores representativos de Santa Cruz, pero se prevé que no participará el municipio de Santa Cruz de la Sierra, es decir, el alcalde Jhonny Fernández, quien se opuso y no acató el anterior paro de 48 horas. En la penúltima reunión del Comité Interinstitucional a la que asistió, lo tildaron de traidor y de haberse aliado o “vendido” al MAS.

Análisis

De acuerdo con Santistevan, este encuentro será fundamental, más aún luego de que el Gobierno desahució la propuesta de censo de la Uagrm, toda vez que el ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, refirió que es incompleta y no consideró estándares internacionales, entre otras falencias.

No se busca solución

El analista Álvaro Puente señaló que los mecanismos desarrollados por el gobernante MAS sólo son hechos distractivos, porque hay las condiciones para realizar el empadronamiento en 2023.

“El problema es que no se quiere, por razones políticas, no hay otra salida, como es un gobierno que impone su parecer haya razones o no, dice que es legal o no, está emperrado en lo suyo, no quieren otra cosa y no va a haber otra cosa”, manifestó.

Agregó que hay regiones que necesitan imperiosamente el censo, pero que lamentablemente es un diálogo de sordos: no se quiere escuchar, no se atiende a las razones.

“Está difícil. Por ahora no se ve una salida, pero la salida de siempre y a la que está acostumbrado el MAS es que todos se aguanten, que todos acepten su parecer e imposición”, afirmó.

Paz: Resultados para 2027 o 2028

El senador Rodrigo Paz Pereira alertó que, de llevarse el censo en 2024, los resultados recién se conocerán entre 2027 y 2028 por la lógica electoral hasta la instalación del nuevo gobierno.

Asimismo, lamentó que el Gobierno decida que las boletas censales se realicen con papel y lápiz, de acuerdo a la información que obtuvo de la Alcaldía paceña en un seminario taller organizado por la Universidad Mayor de San Andrés.

“Lo único que falta es que digan que el lápiz va a tener borrador”, refirió el legislador.

El senador Paz Pereira reiteró al Gobierno central y a las regiones del país su pedido de realizar el censo en los primeros seis meses de 2023, esto para encausar el Pacto Fiscal en base a una nueva redistribución económica. “50 por ciento Gobierno central y 50 por ciento regiones”.