Ucrania multiplica victorias militares y Rusia evoca ‘repliegue estratégico’

El ejército ucraniano prosigue su masiva contraofensiva en la región de Jarkiv y la está extendiendo a los territorios del Donbás. Los ucranianos recuperaron la víspera el control de las ciudades clave de Kupiansk e Izium. El ejército ruso reconoció su salida de Izium, lo que constituye para algunos la mayor derrota de Moscú en Ucrania desde la batalla de Kiev en abril.

Vehículos blindados destruidos en una carretera de Balakliya, región de Jarkiv, 10 de septiembre de 2022. AFP – JUAN BARRETO

Vehículos blindados destruidos en una carretera de Balakliya, región de Jarkiv, 10 de septiembre de 2022.Fuente: RFI

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, se congratuló este sábado de que «unos 2.000 km de nuestro territorio» habían sido «liberados desde principios de septiembre». El mandatario no precisó, sin embargo, si se trataba de kilómetros cuadrados, incluidas las localidades de Vasylenkovo y Artemivka, no lejos Jarkiv, en el noreste.



Este domingo, esa cifra pasó a 3.000 km2 de territorio ucraniano recuperado a las fuerzas rusas, segun fuentes de Kiev.

«Bravo chicos y chicas, en la región de Jarkiv, sois aún más rápidos que nuestra red 4G», escribió Zelensky en un tuit enviado el sábado por la noche por el operador de telefonía móvil Kyivstar a los militares del país, informó el corresponsal de RFI en Kiev, Stéphane Siohan.

Durante todo el día, los ucranianos tenían los ojos fijos en sus pantallas, tratando de seguir el avance de sus fuerzas armadas de una ciudad a la otra. Los anuncios se multiplicaban horas tras hora: cayó Kupiansk y luego Izium, también el cruce entre Jarkiv y el Donbás. Es más, las fuerzas ucranianas continuaron sus esfuerzos más allá del venerado Oskil, en dirección al Donbás.

Los combates tuvieron lugar en Lyman, en la región de Donetsk. Y al final del día, Andriy Yermak, el jefe de la administración presidencial en Kiev, tuiteó una simple imagen de un zorro, pues este animal es el símbolo de Lyssychansk, la ciudad industrial de la región de Donbás tomada por los rusos a principios del verano, y en cuyas afueras se han producido combates.

Por la noche, los canales militares ucranianos de Telegram anunciaron que la ofensiva de Kiev había alcanzado Volchansk, en la frontera rusa, así como la parte norte de la región de Donetsk. En cualquier caso, el ejército ruso ya ha hecho oficial su salida de Izum. Es la mayor derrota de Moscú en Ucrania desde la batalla de Kiev en abril.

Inquietud entre los propagansitas rusos

En la propia Rusia, los partidarios de una línea dura en Ucrania están, este fin de semana, especialmente febriles. Por todas partes, en los canales de la red social Telegram, hay declaraciones de pánico de los propagandistas sobre el terreno. Algunos admiten un grave revés para el ejército ruso, otros se atienen a las declaraciones oficiales de las autoridades.

El Ministerio de Defensa ruso dijo el sábado por la noche que había decidido reunir a sus hombres en la región de Donetsk para responder a los ataques ucranianos. En resumen, Rusia quiere que parezca una retirada controlada. Esto contrasta con las numerosas imágenes de vehículos y municiones de los rusos abandonados en Ucrania durante la retirada.

Margarita Simonian, la editora belicista del medio ruso Russia Today, que lleva varios meses pidiendo la destrucción total de Ucrania, hizo un llamamiento el sábado por la noche a la amistad entre ambos países, informa el corresponsal de RFI en Moscú, Paul Gogo.

El presidente de la república separatista de Donetsk, Denis Pushilin, publicó un breve vídeo grabado desde un coche, en el que admitía una situación difícil.

Por su parte, el presidente Putin pasó la jornada del sábado en Moscú, donde se celebró su 875º aniversario. Muy lejos, pues, de la realidad de la guerra.

Fuente: RFI