Venta de ítems: Pinto tenía su oficina en la Defensoría y operó el mismo tiempo que su madre estuvo en funciones

La fiscal Rosmery Barrientos indicó que el joven operó desde el 25 de enero hasta el 6 de junio de este año, el mismo tiempo de trabajo que cumplió Teresa Góngora como secretaria de Desarrollo Humano de la capital cruceña.

Fuente: Unitel

La investigación del Ministerio Público señala que bastaba solo un escritorio y una silla en una pequeña oficina del segundo bloque de la Defensoría de la Niñez para recibir a quienes buscaban obtener un ítem o un contrato laboral para formar parte de la Alcaldía cruceña. Mauricio Pinto Góngora, hijo de la exsecretaria de Desarrollo Humano, Teresa Góngora, cobraba diversas sumas de dinero a sus ocasionales víctimas.



Pinto Góngora no era cuestionado por ninguna de las personas que trabajaban en este lugar y que sospechaban que algo no andaba bien pues el joven se campeaba por las oficinas a pesar de que no era un funcionario municipal.

La fiscal Rosmery Barrientos fue quien brindó esta información tras entrevistar a quienes forman parte de esta dirección y que señala se sentían amedrentados por Góngora por lo que, por temor a ser despedidos, no denunciaban el hecho.

Mauricio Pinto Góngora estuvo desde un inicio en esas oficinas; desde el 25 de enero hasta el 6 de junio de este año que fue el tiempo de trabajo que cumplió la señora Góngora como secretaria de Desarrollo Humano”, dijo Barrientos en entrevista con UNITEL.

Pinto y su madre fueron enviados a la cárcel de forma preventiva mientras avanzan las investigaciones en este caso en el que, de acuerdo a la fiscal, se adelantó que en el transcurso del día al menos ocho personas más prestarán su declaración en calidad de víctimas.

Él tenía una pequeña oficina y le bastaba un escritorio y una silla, no tenía computadoras, nada, pero era el lugar donde recibía a las personas que solicitaban fuentes laborales (…) esa información recibí de la mayoría de los funcionarios que trabajan allí”, remarcó.