Adolescente dispara a su amigo después de comprar balas en una veterinaria de Yapacaní

Adolescente dispara a su amigo después de comprar balas en una veterinaria de Yapacaní

Adolescente dispara a su amigo después de comprar balas en una veterinaria de Yapacaní | El Deber

 

Fuente: El Deber



 

Una mujer de 50 años fue detenida después de haber vendido municiones para un escopeta a dos menores de edad, uno de ellos resultó herido cuando manipulaba el arma de fuego.

El hecho ocurrió el fin de semana en San Germán, en el municipio de Yapacani. Un adolescente de 13 años le disparó accidentalmente a otro menor de la misma edad con una escopeta en su intento de manipularla.

Según el informe médico, la víctima fue herida en la parte derecha de la ingle y sufrió severos daños en sus órganos, por lo fue sometida a tres cirugías para que le salven la vida. Aunque, le deben realizar una cuarta operación en algunos meses.

Fue el padre del joven que percutó el arma, que denunció que los dos adolescentes salieron temprano del colegio el viernes 30 de septiembre y uno de ellos sacó a escondidas la escopeta de caza de su abuelo. Luego se fueron a comprar municiones a la Veterinaria 2 de Noviembre, ubicada en una zona céntrica de San Germán, donde compraron cinco cartuchos, a Bs 2 cada uno.

Las municiones se vendían en la veterinaria de manera ilegal

A raíz de esta denuncia, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) inició una investigación y se descubrió que en la veterinaria había de manera ilegal: 140 municiones para armas de calibre 22, 19 perdigones calibre 12, 24 perdigones calibre 16 , 29 perdigones calibre 28 y otra cantidad de municiones de diferentes calibres en distintas cajas.

Por esta razón se detuvo a la propietaria del negocio, Irma B.H. (50), por el delito de tráfico ilícito de armas, el cual está sancionado con 10 años a 15 años de privación de libertad.

Esta tarde, en una audiencia cautelar, un juez envió a la mujer a la carceleta de Montero con detención preventiva por 60 días. Mientras tanto, el menor herido continúa su recuperación en una clínica de Yapacaní.