Condenan en Chile a 12 años y medio de cárcel al carabinero que dejó ciega a la actual senadora Fabiola Campillai

El entonces capitán de Policía le lanzó al rostro una bomba lacrimógena durante las protestas del estallido social, en noviembre de 2019.
Condenan en Chile a 12 años y medio de cárcel al carabinero que dejó ciega a la actual senadora Fabiola Campillai

Fuente: ActualidadRT

La Justicia de Chile condenó este martes a Patricio Maturana, capitán de Carabineros en retiro, a 12 años y 183 días de cárcel efectiva por las lesiones causadas tres años atrás a la actual senadora Fabiola Campillai, a quien dejó ciega, sin olfato y sin sentido del gusto.

En noviembre de 2019, Campillai se dirigía a su trabajo cuando recibió el impacto en la cara de una granada de gas lacrimógeno, lanzada por el efectivo durante las multitudinarias protestas que tuvieron lugar en el país.



De forma unánime, el Tribunal Oral en lo Penal de San Bernardo consideró responsable a Maturana por el delito de apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves gravísimas, por ser quien disparó la bomba lacrimógena contra la mujer, de 36 años en el momento de los hechos.

«Su intención no fue usar el arma para dispersar o disuadir a la muchedumbre, sino que su propósito fue hacer daño», dijo la jueza Marcela Nilo tras dictaminarse la culpabilidad del encausado, informó el portal Biobío.

El proyectil lanzado por Maturana hizo que Campillai perdiera de inmediato el ojo izquierdo. Aunque recibió pronta atención médica, los especialistas no pudieron hacer nada para salvar la visión de su ojo derecho, que perdió también al cabo de unas horas, ya que el glóbulo ocular estaba destrozado por dentro. Además, la bomba de gas lacrimógeno le había fracturado varios huesos del rostro.

La sentencia del tribunal coincidió con la pena solicitada por la Fiscalía de Occidente, aunque se computarán los días que Maturana pasó en prisión preventiva antes del juicio oral.

Tras conocer la decisión, la senadora Campillai se declaró «feliz» por el dictamen tribunalicio.

«Hoy estoy enormemente feliz, se hizo justicia en este país para los violadores de los derechos humanos, que tanto nos hicieron daño durante el estallido social», declaró la legisladora a la prensa.

«Hoy se ha afirmado un precedente, un antes y un después. También le quiero decir a mis compañeros que no vamos a bajar los brazos, porque no voy a parar solamente por mi caso, sino que vamos a seguir con todos los casos, hasta el último tiene que caer, porque en este país se tienen que respetar los derechos humanos, porque no se nos puede violentar», remarcó.

Y añadió: «Esta justicia es un poquito de lo que merecemos. Jamás me va a devolver mis ojos y eso lo he dicho hasta el final. Nunca me va a devolver la vida que tenía, pero por lo pronto un poco de justicia calma nuestros corazones».

Fabiola Campillai es, junto con Gustavo Gatica, también ciego por un disparo a la cara, una de las más de 300 víctimas con daño ocular durante las acciones de represión del gobierno de Sebastián Piñera contra el estallido social iniciado en octubre de 2019 en Chile.