Gremiales piden vender media jornada y el transporte será irregular en Santa Cruz

Fuente: El Deber
Juan Carlos Fortún

 



A pocas horas de que se cumpla el plazo, 00:00 del sábado 22, determinado en el cabildo para que el Gobierno nacional derogue el Decreto Supremo 4760, el sector gremial propondrá atender al público en los mercados durante el paro indefinido, de lunes a viernes entre las 06:00 y las 12:00.

El representante de la Federación Departamental de Gremiales, Edgar Álvarez, indicó que su sector acatará el paro y también planteará que se les permita vender media jornada. “Nos vamos a reunir con los representantes de la institución cívica, porque la propuesta que tenemos es vender de lunes a viernes media jornada”, acotó.

A su vez, el dirigente de la Federación de Trabajadores del Comercio Minorista, Roger Lavardenz, comentó que hace unos días se solicitó a los representes del Comité pro Santa Cruz que se los deje vender durante los días del paro, media jornada.

“Nuestro sector está con el paro y por eso vamos a apoyarnos”, respondió Lavardenz, además espera que con ese mediodía que se está solicitando se pueda apoyar a la familia gremial, que hace unos días sufrió una baja por el fallecimiento del dirigente nacional Francisco Figueroa.

Hace unos días la entidad cívica cruceña conformó un comité de abastecimiento que está analizando todo lo relacionado con el suministro de insumos en los centros de abasto. “Se está definiendo el sistema de distribución en los mercados y supermercados, pero lo que serán los días y horarios se precisa después”, informó el primer vicepresidente de la institución cívica, Fernando Larach.

El representante cívico también fue enfático en decir que este es un paro diferente porque está comenzando en fin de semana cuando la gente se distiende.

“Necesitamos asegurar que la medida en estos días, que generalmente son relajados, sean duros”, complementó el cívico.

Ayer, durante gran parte del día, una gran cantidad de personas se volcó a los mercados y supermercados para abastecerse ante el anuncio de paro indefinido. Esto también provocó un alto tráfico vehicular en calles y avenidas de la capital cruceña.

“Estoy comprando lo más que puedo en carne, huevos y otros artículos, por qué no sabemos hasta cuándo puede durar la medida”, comentó Richard Vásquez, vecino de la avenida Piraí que se encontraba comprando en el mercado antiguo Abasto.

Por otro lado, para este viernes los comerciantes de la Feria Barrio Lindo definieron adelantar el día de atención, debido al paro indefinido. El presidente del sector, Marcelo Solares, dijo que se atenderá desde las 2:00 hasta las 22:00, porque entienden y apoyan las razones del paro indefinido por el censo en 2023.

“Como feria apoyamos el censo, creo que nadie está en contra. Por tanto, queremos pedir al Gobierno nacional y al Comité Interinstitucional que se sienten a dialogar en búsqueda de una solución, porque el paro no beneficia a nadie”, dijo Solares.

Tráfico irregular

El secretario departamental de trufis y minibuses de Santa Cruz, David Alanoca, informó que se plegarán a los sectores que pararán sus actividades a partir de mañana, en reclamo a la realización de un censo poblacional lo más pronto posible.

“Respaldamos el censo porque es la educación de mis hijos, obras y salud. Por eso el censo tiene que realizarse en 2023, si o si”, indicó el dirigente. Agregó que únicamente dejarán de trabajar y no sacarán sus unidades a la calle para bloquear porque las quieren preservar.

Este servicio de transporte, complementó el dirigente, realiza servicio urbano, intermunicipal e interprovincial en todo el departamento cruceño.

Hace unos días, el representante de los taxis y radiotaxis de Santa Cruz, Juan Carlos Mamani, aseguró que son más de 100.000 unidades las que paralizarán sus actividades desde mañana. “Estamos de lado del pueblo y no tenemos una respuesta clara del Gobierno para anular ese decreto que posterga el censo”, destacó.

Para hoy, el transporte urbano, a la cabeza de Mario Guerrero, definirán en una reunión si se suman o no al paro indefinido.

En tanto, el administrador de la Bimodal, Mario Pérez, aseguró que como entidad pública trabajarán normalmente los días del paro, pero analizan por un tema de seguridad si la estación abrirá sus puertas, ante amenazas que han recibido.

“No es un simple paro porque se viene un bloqueo con calles y avenidas cerradas. Eso hace que los transportistas, que quieren viajar, no van a poder y tienen que replegarse”, señaló Pérez.

Por su parte, el representante de la Federación Departamental de Cooperativas de Transporte (Fedetrans), Ronald García, indicó que no acatarán el paro y por ello pidieron garantías al Gobierno nacional para poder salir a trabajar.

“Parabrisas que les rompan, sáquenme video y se los voy a pagar como federación, pero salgamos a trabajar y cuidemos nuestras rutas”, dijo García ayer durante una conferencia en la que estuvo acompañado del ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, y el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño.

La semana pasada, la Federación de Transportistas 16 de Noviembre, representada por Bismark Daza, informó que tampoco acatarían el paro y por ello solicitaron garantías al Gobierno nacional para que les garantice su trabajo diario.

 

Los cívicos adelantaron que no se entregarán pases de circulación. Por eso pidieron a la población en los puntos de bloqueo que permita el paso a vehículos de emergencia y también de la prensa, periodistas, fotógrafos y camarógrafos, entre otros.