Notas culturales del pueblo boliviano

Por Ovidio Roca

Religiosidad boliviana, el homo ludens.



El pueblo boliviano tiene una religiosidad festiva y de un gran sincretismo, la que se expresa con misas, fiestas de la Virgen y de los Santos y en el área andina con las multitudinarias “Entradas”, danzas alegres y coloridas y con un gran énfasis en los trajes, máscaras y bailes.
Esto deja de lado la solemnidad, la amargura, la melancolía, el fanatismo y especialmente la animadversión y el desprecio por los otros cultos, los que deben ser respetados por consideración y respeto a sus seguidores.

Muchos de los fieles comentan: Soy un cristiano cultural, no quiero la abolición de la Navidad, ni de las Entradas religiosas y fiestas de los Santos, de la Virgen y de otras tantas tradiciones religiosas.

A este respecto y en varios ámbitos de opinión, se considera que la fiesta folklórica es una vivencia grupal con una fuerte significación sociocultural. Que no es un simple espectáculo y más bien representa una liberación, una catarsis de la represión cotidiana a la que se ve sometido el ser humano, vale decir una manera de eliminar las fracturas y escisiones sociales y lograr fusión y unificación. Se considera además, que este tipo de eventos festivos aunque por un lado manifiestan el conflicto social, por otro hacen renacer el sentimiento de identidad, la cohesión social, el prestigio familiar, la estética, la función lúdica y de ahí surgen y se manifiestan valores como la fraternidad y la solidaridad, entre otros.
Comparte y se feliz, Jacuna matata.

La cultura y el arte del bien mentir.

Una buena gran parte del arte del bien hablar, consiste en saber mentir con gracia”. Erasmo de Rotterdam.
Decir la verdad puede hacerlo cualquiera, pero para mentir hay que tener mucha imaginación”. Pukymon.

No enseñan e ilustran con su ejemplo los políticos criollos:

“Yo no digo que no mientan, pero mientan bien y bonito dejando esperanza para las masas y negocios para los Jefes y el Partido”. El Licenciado.

Algunos dicen la verdad y no les va muy bien:

 “Yo no digo que no roben, pero dejen algo para el Partido”. Yonny el intercultural.

Obsesión constituyente y el pensamiento mágico.

El comportamiento de los políticos populistas tiene que ver con la denominada “obsesión constituyente” y obedece al peculiar pensamiento mágico.
Se escriben las leyes y se asume que con esta ley se cambiará automáticamente la realidad y de una manera espontánea. En consecuencia cuando tengo un problema dicto una ley o un decreto y todo arreglado. Si los políticos tienen un pésimo desempeño, se hace una nueva Constitución y listo.

Esta es una idea insólita y especialmente en Latinoamérica donde el culto formal a la ley coexiste con una casi total indiferencia a su vigencia y cumplimiento.

Evo como humorista, es de lo mejor.

El presidente del Senado durante el 2015, José Alberto Gonzáles, más conocido como Gringo, fue “rebautizado” por Evo como Grindio, un neologismo que surge de las palabras gringo e indio.

Si compañeros, ahora tenemos un ‘gringo’ Gonzales. Se suma ex ‘gringo’, ahora es ‘grindio’, poco difícil de pronunciar”. Evo, usando sus típicas galimatías, en un acto público el 2015.

Evo como político, no tanto ni tampoco.

“Estar sometidos a las leyes es perjudicarnos, aunque digan que es inconstitucional nuestros decretos, nuestros hechos no importa (…) Creo que no hay que esperar las leyes, hay que seguir trabajando con decisiones políticas y si nos demandan de inconstitucionalidad nuestros Decretos Supremos, será el pueblo quien juzgue y de esa manera seguiremos identificando a los enemigos que no quieren el cambio”.

!Yo le meto por más que sea ilegal! y después les digo a los abogados: si es ilegal, legalicen ustedes, ¿para qué han estudiado?. Evo.

Fuente: ovidioroca.wordpress.com