Se consolida una nueva asociación estratégica entre Francia, la India y Emiratos Árabes Unidos bajo el ala de los ‘Rafale’ franceses

La crisis de Aukus y las negociaciones congeladas del F-35 dieron crédito al argumento inicial de que Francia, India y los Emiratos Árabes Unidos necesitan construir su propio marco de política exterior, comentan los expertos.
Se consolida una nueva asociación estratégica entre Francia, la India y Emiratos Árabes Unidos bajo el ala de los 'Rafale' franceses

Fuente: https://actualidad.rt.com

Bajo la asociación tripartita entre Francia, India y Emiratos Árabes Unidos (EAU), lanzada en una reunión de sus ministros de Relaciones Exteriores en Nueva York el 20 de septiembre, Francia propuso la formación de un programa conjunto para su avión de combate ‘Rafale’, informó el periódico The Economic Times de India después de la reunión. South China Morning Post (SCMP) comunicó este martes que los nuevos acuerdos de sus cazas polivalentes avanzados equivalen a miles de millones de dólares.

Según SCMP, la asociación estratégica trilateral se lleva a cabo debido a que estos países buscan preservar su «autonomía estratégica» en medio de la rivalidad entre Estados Unidos y China. «Estas potencias medias quieren conservar su propio espacio estratégico para maniobrar en medio de una disputa cada vez más aguda», dijo Harsh Pant, profesor de relaciones internacionales en el King’s College de Londres. «Son reacios a formar parte de un solo bloque, por lo que fortalecer los lazos entre ellos es una buena opción para conservar su autonomía estratégica», agregó.



Según Jean-Loup Samaan, investigador principal del Instituto de Oriente Medio de la Universidad Nacional de Singapur, las ventas anteriores de ‘Rafale’ a India y los Emiratos Árabes Unidos podrían «allanar el camino para una cooperación trilateral más estrecha en términos de entrenamiento y ejercicios aéreos conjuntos».

Los analistas también consideran que otro elemento que condicionó la consolidación de esta alianza fue, sin dudas, la actitud desleal de Australia, en septiembre de 2021, cuando rescindió su acuerdo de compra de los submarinos franceses por valor de más de 30.000 millones de dólares a favor del acuerdo Aukus con EE.UU. y el Reino Unido.

En consideración de los investigadores, este hecho destrabó, de manera sorpresiva, la venta estancada de 80 ‘Rafale’ a los EAU en diciembre pasado. En medio de esta situación, Emiratos Árabes Unidos congeló las negociaciones para comprar los cazas furtivos F-35 de EE. UU., ante la presión estadounidense para que este país redujera su relación con China, su segundo mayor socio comercial después de India.

«La crisis de Aukus y las negociaciones congeladas del F-35 dieron crédito al argumento inicial de que Francia, India y los Emiratos Árabes Unidos necesitan construir su propio marco de política exterior», declaró Samaan.

Nunca tan lejos de EE.UU.

Pant comentó que estos tres países pondrían «mucho énfasis» en el desarrollo conjunto de sus programas ‘Rafale’. Además, explicó que Francia es una «opción mucho menos complicada» para India que Estados Unidos, pero la amplia gama de fabricación en materia de defensa de EE.UU. supera con creces al país galo. «Entonces, siempre que sea posible, India irá a Francia, pero Estados Unidos también seguirá siendo un jugador clave«, señaló. También, subrayó que estas potencias seguirán siendo socios importantes de EE.UU., pero «una estrecha asociación entre ellos les ayudará a gestionar mejor sus lazos con Washington».

Sin embargo, los analistas indican que estas alianzas con Francia en los temas militares pudieran cambiar rápidamente en virtud de diversos elementos geopolíticos. «Ese tipo de ventas puede ser extremadamente volátil», dijo Samaan. «Si mañana aumentan las tensiones con China, países como los Emiratos Árabes Unidos e India pueden considerar que, por razones operativas y diplomáticas, es mejor estar equipados con plataformas estadounidenses».