Seúl está en «un régimen de preparación de 24 horas» contra una posible prueba nuclear de Pionyang

«Como las provocaciones de Corea del Norte son cada vez más frecuentes, estamos poniendo todo nuestro empeño en mantener una postura de preparación», afirmó un funcionario surcoreano.
Seúl está en "un régimen de preparación de 24 horas" contra una posible prueba nuclear de Pionyang

Fuente: https://actualidad.rt.com

La Oficina del presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, ha estado en alerta las 24 horas del día ya que se espera que Corea del Norte realice su séptima prueba nuclear en cualquier momento, informó este domingo Yonhap, citando a funcionarios familiarizados con el asunto.

Las fuentes señalaron que se cree que la reciente serie de lanzamientos de misiles y otras acciones de Pionyang forman parte de los preparativos para la séptima prueba nuclear.



«Como las provocaciones de Corea del Norte son cada vez más frecuentes, estamos poniendo todo nuestro empeño en mantener una postura de preparación con sentido de alerta», aseguró un informante surcoreano, agregando que «es un régimen de preparación de 24 horas».

Por su parte, otro funcionario comunicó que que la Oficina presidencial ha estado elaborando planes detallados para responder a la prueba nuclear norcoreana. «Todo el mundo está en modo de espera», concluyó.

A lo largo de los últimos días, Pionyang ha lanzado varios misiles balísticos hacia el mar de Japón, incluidos dos misiles de crucero estratégicos de largo alcance, que involucraron a las unidades de operación de «armas nucleares tácticas».

  • Los lanzamientos se produjeron poco después de que Corea del Sur y EE.UU. llevaran a cabo ejercicios navales conjuntos, que concluyeron el pasado 8 de octubre, en los que estuvo presente el portaviones de propulsión nuclear estadounidense USS Ronald Reagan.
  • Seúl advirtió el 1 de octubre que Pionyang se enfrentará a una respuesta «resuelta» y «abrumadora» de su país y de EE.UU. si trata de usar armas nucleares.
  • Anteriormente, Corea del Norte advirtió que los continuos simulacros militares conjuntos de las tropas estadounidenses y surcoreanas «podrían derivar en una segunda guerra de Corea«.