Starlink puede ser una perfecta alternativa al GPS e incluso más precisa. Elon Musk nunca le ha dado importancia

Todd Humphrey, académico de la Universidad de Texas, mostró a los directivos de SpaceX, la empresa credora de Starlink, un gran descubrimiento: con unos pequeños ajustes al software de los satélites de Starlink, se podría crear una alternativa al sistema GPS. Era el año 2020, pero la empresa no mostró gran atención a esto porque el objetivo era el internet satelital.



De todos modos, el académico siguió trabajando en este descurimiento. En un artículo no revisado por expertos, Todd Humphreys y Peter Iannucci, del Laboratorio de Radionavegación de la Universidad de Texas en Austin, afirman haber ideado un sistema que utiliza estos satélites, para conseguir ofrecer una localización con una precisión hasta 10 veces superior a la del GPS y en un sistema mucho menos propenso a las interferencias, tal y como se ha publicado en la MIT Technology Review.

Mejoras al GPSNasa 8hjx3gnzyea Unsplash

Según han explicado los investigadores, desarrollaron una técnica para la identificación ciega de la señal del enlace descendente Starlink en la banda de 10,7 a 12,7 GHz y presentamos una imagen detallada de la estructura de la señal. «Esta comprensión de la señal es esencial para los esfuerzos emergentes que buscan de doble propósito de las señales Starlink para el posicionamiento, la navegación y la temporización».

Aunque en SpaceX se mostraban más cooperativos en las primeras conversaciones, jamás dieron detalles sobre esas señales y fue el investigador quien las analizó después de comprar un terminal de Starlink.

Los investigadores afirman que su nuevo sistema puede incluso ofrecer una mayor precisión a la mayoría de los usuarios que la tecnología GPS en la que se basa. Esto se debe a que el receptor GPS de cada satélite Starlink utiliza algoritmos que rara vez se encuentran en los productos de consumo, para determinar su ubicación con una precisión de unos pocos centímetros. Estas tecnologías aprovechan las propiedades físicas de la señal de radio del GPS y su codificación para mejorar la precisión de los cálculos de localización.

Los satélites Starlink son también como routers de Internet en el espacio, capaces de alcanzar 100 megabits por segundo. Los satélites GPS, en cambio, se comunican a menos de 100 bits por segundo «Hay tan pocos bits por segundo disponibles para las transmisiones del GPS que no pueden permitirse incluir datos frescos y muy precisos sobre dónde están realmente los satélites», dice Iannucci. «Si tienes un millón de oportunidades más para enviar información desde tu satélite, los datos pueden ser mucho más cercanos a la verdad».

Como explican desde TechCrunch, con unos 3.000 satélites en órbita, la constelación Starlink es fácilmente la mayor de la historia y, por supuesto, supone una inmensa oportunidad para la conectividad global.

El sistema actual, sin que SpaceX haga nada, permite geolocalizar al receptor con una precisión de 30 metros. Esa precisión podría ser de menos de un metro —compitiendo así con GPS— si SpaceX incluyera datos adicionales sobre la posición exacta de sus satélites. Esto podría, de todos modos, tener problemas: Mark Psiaki, profesor de Virginia Tech experto en el sistema GPS, dice que el hecho de que sean totalmente predecibles y se utilicen en toda la constelación supone vulnerabilidad de seguridad.

Fuente: Link