Tribunal ordena excarcelar a cuñada del presidente peruano

Un tribunal de apelaciones de Perú ordenó excarcelar a Yenifer Paredes, tras revocar un fallo que la envió a prisión preventiva, por integrar una supuesta red de corrupción dirigida por el presidente Pedro Castillo.

Cuñada de Pedro Castillo, Yenifer Paredes, se presentó en la Comisión de Fiscalización del Congreso, en julio de 2022. Cuñada de Pedro Castillo, Yenifer Paredes, se presentó en la Comisión de Fiscalización del Congreso, en julio de 2022.

Fuente: dw.com



 

«Por mayoría (el tribunal) resolvió revocar la prisión preventiva impuesta a Yenifer Paredes Navarro, (y) se dispuso su excarcelación», indicó el fallo de la Segunda Sala de Apelaciones de la Corte Superior Nacional.

La cuñada del presidente Pedro Castillo, de 26 años, afrontará la investigación que mantiene la fiscalía en su contra en libertad, pero con una serie de medidas restrictivas como no ausentarse del lugar donde reside sin permiso de un juez.

La defensa de Paredes, quien considera a Castillo y su esposa Lilia Paredes como sus padres putativos, apeló hace un mes la orden judicial que la envió a prisión el 28 de agosto.

La hermana de la primera dama Lilia Paredes se encuentra presa en el penal de mujeres de Chorrillos, en el sur de Lima, desde hace dos meses.

Yenifer Paredes es hermana de Lilia Paredes (der. en la foto), esposa del presidente peruano, Pedro Castillo (i). Yenifer Paredes es hermana de Lilia Paredes (der. en la foto), esposa del presidente peruano, Pedro Castillo (i).

Según la tesis de la fiscalía, Yenifer Paredes es parte de una presunta red de corrupción que concedía contratos de obras públicas y de lavado de activos, dirigida por el mandatario izquierdista.

Castillo habla de «nueva modalidad de golpe de Estado»

Castillo, que defiende su inocencia y la de su familia, enfrenta seis investigaciones de la fiscalía, un hecho inédito para un presidente en ejercicio en Perú.

La fiscalía peruana presentó al Congreso el 11 de octubre una denuncia constitucional para solicitar un antejuicio político al presidente.

El pedido se encuentra en fase de evaluación por el parlamento, dominado por la derecha, como parte de un proceso que puede tardar al menos tres meses.

Sin embargo, no puede ser llevado a juicio porque tiene inmunidad hasta el fin de su mandato, en julio de 2026.

El mandatario niega las acusaciones de corrupción y acusa a un sector de la oposición política, del Poder Judicial y de la prensa de ejercer un «complot» en su contra para sacarlo del poder mediante una «nueva modalidad de golpe de Estado».

rml (afp, efe)