A tres votos de la ley, bloques del MAS medirán fuerzas en el Senado

El Deber
Karem Mendoza



Los ‘arcistas’ y ‘evistas’ medirán fuerzas hoy en la sesión del Senado para viabilizar o no la ley del censo. La norma requiere para su aprobación 19 adhesiones, 15 votos están garantizados por la oposición y faltan cuatro del oficialismo. Los cuatro votos del partido azul se reducen a tres ya que ayer la senadora Virginia Velasco mostró su respaldo al documento aprobado la madrugada del sábado en la Cámara de Diputados.

“Primero es el proyecto político, primero es el pueblo y no debemos pensar en confrontación. Nosotros como asambleístas hemos venido a aprobar los proyectos de ley, solucionar los proyectos latentes que tenemos en todo sector vulnerable. En ese contexto, ¿quién no va a querer que se apoye los recursos económicos y que se realice un censo de rincón a rincón? Esperemos que tengamos que pensar en el país y no podemos pensar solo en una o dos personas”, sostuvo la parlamentaria masista, en alusión al mandato de Evo Morales de no aprobar la ley del censo.

Por otro lado, el conflicto de hace un mes en el MAS por la presidencia del Senado genera un espacio favorable para la aprobación de la ley del censo. La senadora disidente a los ‘evistas’ y que se disputó la titularidad de la Cámara Alta con Andrónico Rodríguez, concentra al menos cinco votos, esto significa que hay un bloque de ‘renovadores’ que podría apoyar la Ley de Aplicación de los Resultados del Censo de Población y Vivienda en los Ámbitos Financiero y Electoral.

El Senado tiene 36 parlamentarios, de los cuales 21 representan al MAS, 11 pertenecen a Comunidad Ciudadana (CC) y cuatro a Creemos. Para la dispensación de trámite, la aprobación y la sanción de la ley, se requiere el 50% de votos más uno, es decir 19 parlamentarios deben estar a favor. La oposición concentra 15 votos y solo restan cuatro del oficialismo.

Cuando Velasco peleó por la presidencia del Senado logró cinco adhesiones, tanto en la votación dentro de su partido como en la Cámara Alta, donde el voto fue secreto y se desconoce quiénes responden al grupo de parlamentarios ‘arcistas’. Es posible que para dispensar el trámite se plantee votación secreta.

El panorama se torna adverso desde Chapare ya que el senador Leonardo Loza ratificó su rechazo a la ley porque considera que sería dar un “premio” al Comité Interinstitucional que impulsó el paro y, en caso de ceder, temen que Santa Cruz intente buscar su independencia.

“Estoy seguro que van a usar esta ley para pedir muchas otras cosas en nuestro país. Si aquí cedemos hasta nos van a plantear independencia de Santa Cruz, autonomía, separatismo. Estamos en la obligación de cuidar la integridad del territorio nacional”, manifestó.

El legislador, cercano a Evo Morales, teme que La Paz, Potosí, Chuquisaca y tal vez Cochabamba pierdan recursos económicos y representación parlamentaria.

Ahora el ala ‘evista’ también amenaza con mandar el anteproyecto de ley a revisión del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) que podría anular el documento antes que pase al Ejecutivo o cuando ya sea promulgada.

“Todavía se está a tiempo, la Cámara de Senadores o un legislador podría pedir que se mande el proyecto a control constitucional. Incluso una vez sancionado el mismo, cuando se remita al Ejecutivo para su promulgación, podría una autoridad electa presentar una acción de inconstitucionalidad porque la norma estaría vulnerando la Constitución y está maltratando normas vigentes”, barajó como posibilidades el diputado Renán Cabezas (MAS).

Desde el Gobierno, la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, aseveró que “no tenemos problemas” con la aprobación de la ley del censo porque la norma aprobada en Diputados “no establece la realización de fecha ni año del censo, porque eso ya está en un decreto supremo. Por lo tanto, no se vulnera nuestra competencia privativa como Órgano Ejecutivo”.

“No vamos a inviabilizar la ley, siempre y cuando no vulnere nuestras competencias”, dijo.

La expectativa de lo que ocurra en el Senado crece en Santa Cruz. Vicente Cuéllar, rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, señaló que no debe haber más retrasos en el Senado.

El gobernador Luis Fernando Camacho manifestó que “ojalá que los senadores estén a la talla de la historia y puedan aprobar la ley lo antes posible, porque ese es el mandato del pueblo boliviano, y así lo hicieron en la Cámara Baja”.

Estrategia de la oposición

Hoy en la sesión de Senadores, la oposición planteará dos opciones para encaminar la aprobación de la ley del censo. La primera es una reunión de jefes de bancada, previa al debate, para acortar los tiempos de tratamiento de la ley y la segunda es insistir en el pleno con la dispensación de trámite.

“Hemos pedido a Andrónico Rodríguez y al jefe de bancada Miguel Pérez que podamos tener una reunión las tres jefaturas para establecer una dinámica de tratamiento rápido y efectivo de la ley del censo, lo que queremos es dar certezas al país”, informó la senadora opositora Andrea Barrientos.

Su par Centa Rek de Creemos aseguró que “lo único que podría determinar que el Senado envíe a Comisión esta ley es la pugna política entre el ala del evismo y el ala del arcismo”.

Andrónco Rodríguez sostuvo que si se pide moción para dispensar el trámite se enviará a votación y 19 senadores deben estar a favor. “Si existe mayoría se tratará de manera inmediata, de lo contrario continuará por su curso normal siendo remitida a la Comisión de Constitución, para su respectiva revisión”, aclaró. El senador Leonardo Loza adelantó que en caso de pasar a la Comisión de Constitución pedirá que el voto sea nominal, es decir que los parlamentarios justifiquen su postura. Rek le respondió que eso determinará del voto, que también podría ser mayoritario por el voto secreto.

La convocatoria a Sesión Plenaria del Senado está programada para hoy a las 08:30.