Andrés Balanta y otras muertes fulminantes en el fútbol

El centrocampista colombiano Andrés Balanta, que jugaba desde hace unos meses en el Atlético Tucumán argentino, falleció este martes después de desplomarse en pleno entrenamiento. Según informaron fuentes cercanas, el futbolista de 22 años murió al llegar al hospital después de que las maniobras de reanimación y los trabajos con desfibrilador durante más de 40 minutos no dieran resultado.

Nada más conocerse la noticia, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) publicó un mensaje de pésame en sus redes sociales.



Los casos más recordados

Uno de los más recordados es el del futbolista Marc Vivian Foé, volante de la selección de Camerún, quien murió en el 2003 durante las semifinales de la Copa Confederaciones frente a la Selección Colombia.

Marc-Vivien Foé

El capitán de la Fiorentina, Davide Astori, fallecido a los 31 años de edad, deja al fútbol italiano sin un líder discreto, querido y respetado por todos los que le conocieron. Fue hallado muerto este domingo mientras se encontraba concentrado con su equipo en un hotel de la norteña ciudad de Udine, antes de un partido liguero contra el Udinese.

Davide Astori era el capitán de la Fiorentina de Italia y murió mientras dormía en el hotel. Fue el 4 de marzo de 2018.

En el 2007, el futbolista español Antonio Puerta, del Sevilla, falleció en pleno terreno de juego a los 22 años luego de sufrir varios paros cardíacos durante un partido de la Liga española.

Antonio Puerta

El delantero ecuatoriano Christian Benítez falleció en el 2013 por una insuficiencia cardiaca, cuando era parte del plantel del Eljaish Sports Club, de Catar.

Fuente: https://www.eltiempo.com

El delantero ecuatoriano Christian Benítez falleció en el 2013 por una insuficiencia cardiaca, cuando era parte del plantel del Eljaish Sports Club, de Catar.

Ómar Torres / AFP

El 6 de mayo de 2016, 13 años después del fallecimiento de Marc-Vivien Foé, Rumania se sumió en un nuevo duelo por la muerte de Patrick Ekeng. Ekeng, de 26 años, quien se desvaneció sobre el césped del estadio de su equipo, el Dinamo de Bucarest, a los siete minutos de su entrada al campo en un partido ante el Viitorul Constanta. No pudo ser reanimado de su paro cardíaco y falleció horas después.

El 6 de mayo de 2016, 13 años después del fallecimiento de Marc-Vivien Foé, Rumania se sumió en un nuevo duelo por la muerte de Patrick Ekeng. Ekeng, de 26 años, se desvaneció sobre el césped.

El 14 abril de 2012, el jugador del Livorno Piermario Morosini, de 25 años, falleció en el Hospital Civil Santo Spirito de Pescara (centro de Italia), tras desplomarse por una crisis cardíaca en pleno partido de la Segunda División (Serie B) de la Liga de Italia entre su equipo y el Pescara.

Piermario Morosini tuvo el problema médico el 14 de abril de 2012 y falleció.

El 25 enero 2004, el jugador internacional húngaro del Benfica Miklos Feher, de 24 años, falleció en un hospital de Guimaraes (Portugal) a causa de un tromboembolismo pulmonar sufrido durante un partido de Liga contra el Vitoria de Guimaraes.

Miklos Feher murió el 25 de enero de 2004 en el partido entre su equipo, Benfica y el Vitoria Guimaraes.