Camacho: “El pueblo cruceño ha hecho un sacrificio muy grande, ha liderado una causa justa y ha logrado hacerse escuchar en todo el país y el mundo”

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, en la víspera al cabildo, se refirió al paro indefinido más largo de su historia que sostiene el departamento cruceño, en demanda de que el censo se realice en 2023

Luis Fernando Camacho Gobernador de Santa Cruz

¿Cómo ha recibido el mensaje del presidente, que plantea censo en marzo de 2024 y redistribución de recursos en septiembre de 2024?

El discurso del Presidente partió de un presupuesto falso. El paro es por Censo, aquí no hay ningún movimiento desestabilizador del Gobierno, como él dijo. Si el INE hubiera hecho su trabajo como es debido, no habría paro ni protestas.



No obstante, hay que reconocer que el Decreto Supremo 4824 sobre la fecha del censo y las publicaciones de los resultados poblacionales preliminares y la distribución de recursos en septiembre del 2024 es un logro de la lucha ciudadana de Santa Cruz.

Al inicio de esta lucha, el Censo estaba fijado para mediados del 2024, la publicación de sus resultados el 2025 y no estaba claro cuando se pensaban aplicar esos resultados. Eso ya no será así, el paro modificó esa agenda dilatada. Por otra parte, si la distribución de recursos que le hacen tanta falta a muchas regiones del país se dan desde septiembre de 2024, eso es también un logro de Santa Cruz y el paro. Es cierto, queda pendiente hablar de la redistribución de escaños, saneamiento del padrón electoral y un nuevo pacto fiscal, temas que son muy importantes para la población.

¿Qué planteará el cabildo de mañana domingo respecto a lo que se debe hacer con el paro, que ya lleva 23 días?

La verdad que lo desconozco, hay que recordar que este Cabildo ha sido convocado por el Comité pro Santa Cruz y aún no he tenido la oportunidad de conversar con el Presidente sobre la organización ni sobre las preguntas que se le harán al pueblo cruceño. Entiendo que el poco tiempo para su organización es un problema y deben estar abocados a los temas logísticos y a las consultas al interior de las instituciones que componen el ente cívico para alcanzar una posición consensuada con la institucionalidad civil que ese ente aglutina.

No obstante, mi participación en este cabildo es como cualquier ciudadano, estaré presente dando mi apoyo junto a la gente que se congregue y daré mi respuesta a las preguntas que se nos hagan como uno de los cientos de miles de cruceños que asistiremos a esta nueva convocatoria. Aprovecho la oportunidad, para invitar al pueblo cruceño a estar presentes a los pies del Cristo Redentor y ser parte de esta importante Cabildo cívico.

Usted, como gobernador, ¿cree que debe aceptarse el compromiso del presidente y suspender las medidas

Esa es una decisión colectiva, hay un cabildo convocado por el Comité pro Santa Cruz y será el pueblo cruceño quien asuma esa decisión. En mi condición de primera autoridad del departamento respetaré y acataré la decisión de los cruceños, como siempre lo hice.

 Parece que el presidente no contempla que el censo alcance en tiempos para definir una reasignación de escaños parlamentarios. ¿Qué opina de eso?

Como hemos visto, el factor tiempo es un tema que se modifica si hay voluntad política. Por justicia con los bolivianos, cada departamento tiene que tener los escaños que por población le corresponden, eso está en las normas. Sería absurdo que no se haga la redistribución de escaños, en parte, sería hacer un censo en vano.

El viernes fue el día más violento en Santa Cruz, ¿qué se debe hacer al respecto?

La convocatoria de las instituciones y sus autoridades siempre fue a un paro pacífico. Los momentos de tensión y violencia han sido generados por la presencia de grupos de choque del masismo, en varios casos apoyados por la policía. Eso nunca se había visto en democracia, la conformación de grupos de choque de un partido con la policía para atacar a los ciudadanos que protestan pacíficamente.

Lo que se debe hacer es que el gobierno pare esta forma de actuar que es absolutamente ilegal y repite el modelo chavista y castrista, donde se ataca criminalmente al que alza su voz contra el gobierno. Tenemos decenas de presos y sabemos que se están organizando expedientes para procesar a los dirigentes del Comité Interinstitucional, se viene una nueva persecución judicial feroz para los cruceños, y todo por pedir un censo oportuno, para los bolivianos.

Se ha notado que hay voces en el comité interinstitucional que consideran que se debe levantar el paro. ¿Hay unidad de criterios o hay diferentes miradas respecto a lo que Santa Cruz debe hacer

Después de 23 días, hay varios criterios sobre el futuro del paro, no solo en el Comité Interinstitucional sino también en las calles. El Comité Pro Santa Cruz debe estar valorando ese sentir para plantear las preguntas adecuadas y dejar que el cabildo decida.


¿Hay un distanciamiento suyo con el rector de la Uagrm?

No, no es así. Las relaciones que siempre hubo en el Comité Interinstitucional han sido de respeto. Si bien se trazaron líneas de acción unificadas porque todos actuamos bajo mandato del cabildo, se ha respetado la diversidad de enfoque y opinión. Esto no es un tema de personas, es una decisión colectiva de un cabildo y un pueblo que nosotros tenemos que defender, cada uno a su manera.

Si bien hubo algunas protestas en otros departamentos, en general Santa Cruz ha llevado la mayor carga de la movilización hasta el momento. ¿Qué opina al respecto?

El 12 de junio, el Gobierno se reunió en La Paz con 8 gobernadores y decidió postergar arbitrariamente el censo para mediados de 2024, con la idea de entregar los datos el 2025 y que los resultados se apliquen más allá del 2026. Santa Cruz dijo no a esta imposición y este es el origen de los tres paros que hicimos. Empezamos este paro solos, y más bien se logró imponer a nivel nacional la conciencia de que el gobierno había actuado mal y de manera arbitraria. Nuestro paro logró un consenso nacional de que el censo puede hacerse el 2023. En ese sentido, nuestro paro logró irradiar una idea a nivel nacional, pero hay que entender que el masismo y este gobierno han golpeado muy fuerte a la oposición en otras regiones y creo que por eso ha sido difícil que se organice una protesta fuerte nacional. Los apresamientos a los líderes potosinos, por ejemplo, han descabezado al movimiento cívico ahí; lo mismo en La Paz, cada que protestan los grupos de choque masitas los golpean. En la marcha apoyando a Santa Cruz en La Paz hubo más de 20 heridos. En todo caso, las instituciones cruceñas y nuestro pueblo nunca tomamos el censo como un tema de oposición política, por eso lo empezamos solos porque creemos que ante la arbitrariedad hay que resistir pacíficamente, y todas las adhesiones y solidaridad logradas las hemos recibido con agradecimiento.

¿Qué les dice a los bolivianos que viven en otras regiones?

Que tenemos una Constitución y una democracia y que nuestro deber ciudadano es cuidarlas. El censo es un tema trascendental para las regiones porque después del censo tiene que haber un pacto fiscal que nos asegure más recursos para el desarrollo de nuestros departamentos, municipios y regiones.

¿Cree que la población está cansada y desesperanzada o cómo la ve?

El pueblo cruceño ha hecho un sacrificio muy grande, proporcional a la fuerza de nuestro departamento. Ha liderado una causa justa y ha logrado hacerse escuchar en todo el país y el mundo. Creo que todo esto ha sido posible porque aquí hay una conciencia ciudadana grande, un compromiso con la democracia y un muy fuerte rechazo a las imposiciones y los abusos del centralismo, esto viene de nuestra historia de luchas cívicas, de nuestras luchas autonómicas por eso somos un pueblo difícil de doblegar.

¿Qué responde a quienes creen que usted tiene una agenda política personal que se aleja de los intereses de este momento en Santa Cruz?

No es verdad eso. Siendo el gobernador de Santa Cruz no impuse mi cargo por encima de ninguna autoridad y fui uno más dentro del Comité Interinstitucional. En el cabildo del 30 de septiembre, acepté humildemente el lugar que me dio nuestro Comité Pro Santa Cruz y no subí a la testera, como no lo haré hoy. En las negociaciones también tuve un rol de apoyo sin protagonismos personales. Mi experiencia no viene de la política sino del civismo y hoy mi única agenda personal es trabajar por mi pueblo y acompañar las reivindicaciones ciudadanas, cumplir con ese rol que demando durante muchos años el pueblo cruceño a su gobernador y desde ahí acompañar con firmeza las decisiones que tome nuestro pueblo.