Camacho: «Queremos que nos cuenten y ¡no les da la gana!»

El gobernador cruceño le recordó a Santa Cruz que es un «pueblo de fe», durante una jornada de oración, realizada en el Cristo Redentor. Varios pastores evangélicos lideraron las plegarias

Tanya Imaña Serrano



 

Fuente: El Deber

“Estamos en las calles con una medida justa y no vamos a torcer el brazo ante quienes no quieren escuchar al pueblo, ni de quienes están buscando negociar por abajo; no lo vamos a hacer”, manifestó Luis Fernando Camacho, gobernador cruceño, ante las personas congregadas en el Cristo Redentor en una jornada de oración para pedir Censo en 2023.

Se comprometió a no negociar lo que el pueblo pide y afirmó que el Comité Interinstitucional está unido en su demanda. Le recordó a Santa Cruz que es “un pueblo de fe” y que no puede dejarla de lado, por ello le pidió retomar las oraciones en las rotondas. Hizo referencia a 2019, señalando que “la victoria fue de fe”.

“Queremos que nos cuenten, ¡y no les da la gana!, esa es la lucha; queremos saber qué necesitamos, queremos saber cómo van a distribuir los recursos. Queremos que le den su lugar a Santa Cruz y a todos los departamentos que han crecido. Es una lucha por todo el pueblo boliviano, no solamente del cruceño”, manifestó Camacho.

“Los que estamos con la convicción de estar en las calles corremos el riesgo de que el masismo haga algo. (…) No me preocupan las amenazas; yo no le tengo miedo a Arce, ni a Evo ni a ningún masista. No le tengo miedo porque creo en Dios”, expresó y agradeció la actividad religiosa.

Pastores evangélicos oraron y tomaron la palabra para pedir censo en 2023, en una concentración de ciudadanos que mostraron su credo.

Entre ellos, el pastor Marcelo Salas, lamentó la insensibilidad del presidente, Luis Arce Catacora, hacía Santa Cruz. Cuestionó que no se respete al departamento más próspero y aseguró que lo único que pide la región es un censo. No descartó ingresar en política porque está cansado de los actuales políticos.

El pastor Humberto Peinado, por su parte, le dijo a la ciudadanía que no se vence el mal con mal, sino con bien, y que la lucha debe hacerse con  «armas espirituales».

«Los servidores tenemos que servir al pueblo, no tenemos que servirnos del pueblo», cuestionó, en referencia a las autoridades del Gobierno nacional.

También otros ciudadanos tomaron el micrófono para dirigir al público sus oraciones.