Oruro: Caracollo, Quillacas, y Toledo sufren embates de la sequía

Son muchos los municipios del departamento que están en emergencia por falta de lluvias, como ya es costumbre la época de estiaje se hace sentir por la falta de agua.

Fuente: https://lapatria.bo



Caracollo, Santuario de Quillacas, y Toledo, se suman a la lista de municipios en el departamento de Oruro que sufren los embates de la sequía, sus principales autoridades señalan que la producción agrícola está en riesgo y el ganado está quedándose sin agua.

Son muchos los municipios del departamento que están en emergencia por falta de lluvias, como ya es costumbre la época de estiaje se hace sentir por la falta de agua.

«Actualmente hay total sequía, han sembrado quinua en extensión y no ha salido, han sembrado haba y se están secando, las arvejas también se están secando y también las hortalizas por ejemplo las zanahorias y cebollas y necesitamos agua en algunos lugares», dijo el alcalde de Caracollo, Justo Ventura.

El Concejo Municipal de Caracollo ya sacó una ley declarando desastre natural debido a la sequía.

El municipio de Santuario de Quillacas también está atravesando un momento difícil situación que pone en riesgo la producción de quinua.

«Dentro de mi municipio estamos pasando por el tema de la sequía, no están llegando las lluvias, se sembró quinua en gran cantidad, pero la sequía está queriendo afectarnos fuertemente», dijo el alcalde del Santuario de Quillacas, Milton Huayllas.

Para evitar similar situación en un futuro se tiene proyectos a corto, mediano y largo plazo, como la implementación de riego tecnificado y una presa.

En Toledo se registraron precipitaciones pluviales la semana pasada, pero no son suficientes para revertir la escasez.

«Al igual que en todo el altiplano boliviano las precipitaciones todavía no se han desatado completamente, si bien la pasada semana ha llegado algo de lluvia no es suficiente, una vez que se desate la época de lluvias recién estaremos conformes», mencionó la alcaldesa de Toledo, María Estela Ayma.