¿Cómo cuidar un jardín y mascotas con temperaturas extremas?

La botánica Carolina Descarpontriez aconseja cómo cuidar las plantas de un jardín para resistir las altas temperaturas de estos días y derriba algún que otro mito sobre el riego de las plantas. En cuanto a las mascotas, hay que disminuir su temperatura corporal.

Por ​Camilo Urquizu y Elizabeth La Fuente

 



Foto: Jorge Gutiérrez

Fuente: El Deber

Los 40 °C de temperatura de estos últimos días en Santa Cruz sobrepasan la resistencia que tienen algunas criaturas del reino animal, tanto plantas como animales pueden sufrir por este clima si no se tienen los recaudos necesarios, pero la botánica Carolina Descarpontriez tiene algunas sugerencias para tratar bien a un jardín en épocas calurosas e incluso, recuperar plantas resecas.

Descarpontriez resalta dos claves importantes para tener en buen estado nuestro jardín: suelo con materia orgánica y agua.

“Tomando en cuenta que el jardín está expuesto directamente al sol, tenemos que tener una tierra que tenga bastante materia orgánica, y si se ven las plantas decaídas o entrando en marchitez (hojas secas color café), eso nos dice que les falta agua. La planta nunca va a decir no a la cantidad de agua que uno le ponga cuando está entrando en marchitez», explica Descarpontriez.

Detalla que la materia orgánica son los restos vegetales en descomposición que hacen que se retenga el agua y que la tierra no se compacte. Esto es la garantía de que la planta y su raíz puedan seguir creciendo con mayor facilidad. «Si nuestro jardín está con marchitez por mucho calor, aumentemos materia orgánica y el agua. También es bueno ponerles nutrientes, mejor si son naturales, como el humus de lombriz (es el mejor abono natural que se conoce hasta ahora). 

También apunta que todo lo que son los fluidos de la descomposición de la materia orgánica tienen mucha bacterias positivas para la tierra y son activadores de crecimiento. Se los puede encontrar en el mercado. 

Y el agua es fundamental. «Fijese que en la época de lluvia las plantas crecen lindísimas sin los efectos de ahora por las altas temperaturas», subraya.

Recuperar plantas 

Carolina Descarpontriez, también tiene un consejo para esas plantas que no fueron regadas lo suficiente y empiezan a marchitarse:​

«Si queremos recuperar, rehabilitar plantas, también hay técnicas como aplicar hidrogel. El hidrogel es un gel que viene en polvo (lo ocupan en los pañales de los bebés), mismo que debe ser hidratado. Hay que cavar un pozo, poner el hidrogel, y esperar que las raíces vayan consumiendo el agua de a poquito. De esa forma, la humedad se contendrá por más tiempo en el suelo y el sol no deshidratará las plantas tan rápido».

Mito derribado

«Si es un jardín en la sombra, el cuidado es el mismo, solo que requiere menos cantidad del agua», aconseja la botánica y desvirtúa el mito de que no hay que echar agua a las plantas cuando hay sol fuerte. Lo importante es saber donde aplicarle ese agua.

Explica que al mediodía el sol le quitó toda la humedad a la planta y que por sí se le debe poner agua, pero solamente al suelo. «Si le echamos a las hojas, el agua se evapora, y al momento de evaporarse hay un pequeño punto de ebullición, y ese punto es lo que provoca que se queme la hoja. Por eso no se deben regar estas a la hora en que el sol está fuerte». 

Si la planta está pidiendo agua, hay que darle solo en las raíces. También es bueno aplicar al final de la tarde.

 Otros tips

Dos elementos que están al alcance de cualquier persona para embellecer un jardín son las cáscaras de huevo y plátano:

«Las cáscaras de huevo son una buena idea, hay que triturarlas bien, y mejor si las introducimos en la tierra y no solo en la superficie, esta materia orgánica con los años da mucho calcio. Por otro lado, a las cáscaras de plátano hay que cortarlas en trozos y ponerlas a hervir en un litro de agua durante 15 minutos con una cucharada de miel. Guardar este fertilizante en una botella y echarlo sobre la tierra», recomienda.

Mascotas

A partir de los 34 °C, los animales ya empiezan a mostrar síntomas del agotamiento, como los jadeos, dificultad para respirar y aumento de la temperatura corporal.

La veterinaria Ximena Ballivían recomienda que lo primero que hay que hacer con perros o gatos es disminuir su temperatura corporal, para ello, se les debe mojar constantemente con agua natural en la cabeza y el tronco. ​

Los concejos para todas las mascotas, especialmente las peludas son:

  1. Evitar sacarlos durante las horas de mayor intensidad.
  2. Que siempre tengan agua limpia a disposición y en la sombra.
  3. No dejarlos mucho tiempo sobre superficies de cemento, ya que se pueden quemar sus almohadillas (huellas de los pies).
  4. Los perros que tienen pelo largo y abundante como los de la raza chow chow, husky y malamute, no es aconsejable rebajarles el pelo porque aunque parezca contradictorio, su cabellera los protege del sol.

En cuanto a los gatos, Ballivián explica que deben estar en lugares frescos, y sobre todo, tener siempre agua limpia, mejor si es en bebederos especiales para ellos.