Culturas presenta el tradicional chicharrón de Sacaba para promover la gastronomía originaria y creativa

En el marco de su política de promover la cultura gastronómica, originaria y creativa de Bolivia, el Ministerio de Culturas presentó este martes el tradicional chicharrón de Sacaba, departamento de Cochabamba.

Culturas presenta el tradicional chicharrón de Sacaba para promover la gastronomía originaria y creativa

Fuente: ABI



La cartera de Estado promueve la cocina típica del país con el propósito de revalorizar la gastronomía y dinamizar la economía y el turismo.

La ministra de Culturas, Sabina Orellana, participó en la presentación del platillo en un acto que se llevó a cabo en el Patio de las Culturas y contó con la participacion de representantes del gobierno municipal, de la Federación de Microempresarios y de la Asociación de Matarifes, Ganado y Chicharroneros de Sacaba.

Orellana aseguró que el Gobierno seguirá apoyando “expresiones culturales que fortalecen nuestras raíces y aportan a la reactivación económica”.

Resaltó también que al promover la gastronomía tradicional se recuperan los saberes y conocimientos ancestrales.

Destacó también la Feria del Chicharrón en Sacaba que se desarrolla todos los años en junio y es la más grande del departamento en el rubro de la gastronomía.

Participan más de 200 expositores y convoca a alrededor de 3.000 comensales.

La presidenta de la Asociación de Matarifes, Ganado porcino y Chicharroneros de Sacaba, Elizabeth Hinojoza, explicó que preparar el plato bandera del departamento de Cochabamba es un proceso que lleva al menos seis horas.

“La cocción del tocino lleva seis horas, una hora y media para el tocino y todo es en base a leña, cuando el tocino está crocante hay que sacarlo y en la manteca se pone la carne de chancho más los ingredientes secretos, entre los cuales, no falta el toque de chicha, hierbas y condimentos”, recordó.

Recomendó que la preparación debe hacerse en la paila tradicional cochabambina y acompañar con mote, papa y plátano de freir. Cuando el platillo esté listo debe acompañarse de la tradicional chicha o garapiña.

Nj/CC