Dan de alta a la pequeña Ángela, que sufrió quemaduras junto a su madre que falleció

La bebé de dos años aún necesita fisioterapia y un tratamiento de cremas.

Fuente: Red Uno

La pequeña Ángela Isabel fue dada de alta este martes. Ella es la hija de Erika, la joven madre que falleció luego de agonizar por casi un mes con quemaduras en el 90% de su cuerpo luego de una discusión con su pareja. En el incidente, la bebé de dos años también resultó con lesiones del fuego en el 30% de su cuerpo.



Su padre cumple detención preventiva acusado de homicidio-suicidio y la niña quedó a cargo de su abuela materna, quien aseguró que su único motor de vida es Ángela.

«Primeramente, agradecerle a Dios que la niña pudo salir adelante sin ninguna complicación. Ya le dimos de alta y fue llevada por la abuelita materna. Ahora queda continuar con un tratamiento de fisioterapia para evitar las secuelas de dichas quemaduras, es lo más importante durante todo este tiempo», indicó el director del Pabellón de Quemados, Dr. José Luis Hurtado.

El seguro cubrirá la fisioterapia de la niña por el tiempo que sea necesario, pero no los medicamentos y cremas que requerirá Ángela durante todo el tratamiento.

«Personas de buen corazón vinieron a donar para los medicamentos. También compramos medicamentos para la fisioterapia. Pero la fisioterapia va evolucionando porque hoy utiliza un tipo de cremas y, de aquí a unos meses, utilizará otro tipo de crema. Entonces, si se pueden comunicar con la abuelita o con las de fisioterapia para que puedan ayudar con las cremas que son realmente caras«, agregó Hurtado.

Los médicos esperan que la bebé no necesite otra cirugía y que se cumpla la fisioterapia para evitar secuelas.

La bebé fue internada en agosto pasado con 1 año y 8 meses de edad. Desde entonces, fue sometida ya varias cirugías e intervenciones.