Defensor señala que la violencia llegó al ‘extremo’ y demanda soluciones pacíficas

CONFLICTO POR EL CENSO

Foto de archivo.

Fuente: erbol.com.bo

El Defensor del Pueblo, Pedro Callisaya, urgió a los actores del conflicto por el Censo que se llegue a soluciones pacíficas, debido a que este viernes se llegó a un “extremo de violencia” en Santa Cruz, con enfrentamiento, cerco a un medio de comunicación, la quema de la sede campesina y la toma de la Central Obrera Departamental.



Recordó que el Estado es garante del ejercicio de los derechos humanos y debe proteger a todas y todos los bolivianos sin ningún tipo de distinción.

Callisaya advirtió que existen “poderes fácticos” que están actuando y generan algún nivel de violencia.

En ese marco, dijo que buscar soluciones es de alta importancia, puesto que no se puede permitir que continúe la escalada de violencia y se deben adoptar medidas para evitar que la confrontación se radicalice.

El Defensor llamó al pueblo cruceño a no llegar a un nivel de confrontación. A los tomadores de decisiones, les dijo que no se pueden permitir más decesos de personas ni una situación de inseguridad o que el ejercicio del periodismo sea limitado.

A la Policía, Callisaya señaló que en caso de usar la fuerza, debe hacerlo en los márgenes de legalidad, proporcionalidad y necesidad, que establecen la norma,

Pidió que se baje el nivel de violencia y que todas las salidas sean dialogadas.