Dejan en libertad a los ocho aprehendidos en los disturbios en La Guardia

La audiencia cautelar se realizó en dependencias de la Felcc en la capital cruceña. La Policía capturó a las ocho personas y los acusó de causar destrozos en el comando policial de La Guardia y herir a varios policías

Dejan en libertad a los ocho aprehendidos en los disturbios en La Guardia | El Deber

 

Fuente: El Deber



 

Luego de que los ocho aprehendidos durante los disturbios registrados en el municipio de La Guardia el pasado martes fueran sentados en el banquillo de los acusados, la justicia determinó darles «libertad pura y simple», informó el abogado Ernesto Giraldes.

Las ocho personas fueron denunciadas por el comandante de la Policía del municipio de La Guardia por, supuestamente, causar destrozos en el puesto policial y agredir a varios uniformados. Este informe lo remitió al Ministerio Público, quien al recibirlos en calidad de aprehendidos solicitó al juzgado de esa jurisdicción hora de audiencia.

Por los delitos de destrucción y deterioro de bienes del Estado, lesiones graves y leves, y asociación delictuosa se abrió la investigación. En tanto, los abogados defensores de los ocho imputados alegaron su inocencia, además que que fueron arbitrariamente encerrados.

Los aprehendidos fueron trasladados a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de la capital cruceña, lugar donde se instaló la audiencia cautelar cerca de las 13:30 de este jueves.

Disturbios

El martes por la noche se registró una noche violenta represión donde pobladores de La Guardia y de la capital cruceña se trasladaron hasta el lugar donde afines al MAS mantenían un cerco y en el afán de despejar la vía, fueron reprimidos con gases por la Policía.

Los duros enfrentamientos se prolongaron toda la noche y parte de la madrugada, dejando varios heridos y aprehendidos. Incluso, un periodista fue brutalmente atacado por la turba masista, pero por éste hecho ningún agresor fue aprehendido pese a que estaban a escasos metros del lugar donde el trabajador de la prensa era casi linchado.