Director de la ANH sobre combustible: «La gente puede estar tranquila, no hay desabastecimiento»

Sobre la sobredemanda en Cochabamba, indicó que se generó especulación y que no hay desabastecimiento.

CAPTURA DE VIDEO
CAPTURA DE VIDEO

Fuente: Opinión

El director ejecutivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Germán Jiménez, declaró este domingo que no hay desabastecimiento de combustible en el país y que la «gente puede estar tranquila». Sobre el caso de Cochabamba, indicó que «rumores malintencionados» generaron especulación y psicosis en la población, y negó que haya escasez de gasolina.



En entrevista en un programa estatal, la autoridad, que se encuentra en Cochabamba, indicó que lo que está pasando en Santa Cruz, no está pasando en otros departamentos, en lo que refiere a combustible, por lo que instó a la población a estar tranquila y no caer en la especulación.

«Es un punto focalizado el departamento de Santa Cruz, lo mismo que no está pasando en otros departamentos, pero que a través de rumores malintencionados, se ha generado especulación, por ejemplo en Cochabamba. Estos días me encuentro en Cochabamba, en la cual hubo una sobredemanda por parte de la población, esto ha generado una psicosis para que ellos puedan reabastecerse. Lo que cargaba un vehículo, ahora carga full. Hemos tomado previsiones, Cochabamba consume diariamente gasolina entre 750 cubos a 800 cubos. Ayer hemos despachado 1.500 cubos, más de un millon y medio de litros», declaró con referencia a la situación en Cochabamba.

Sobre Santa Cruz, indicó que también hay sobredemanda, pero que se viene realizando la distribución de gasolina de manera normal, tanto a estaciones de servicio de la ciudad como también a las provincias.

«Hay que ser claros, YPFB en ningún momento ha dejado de operar, pese a las imposibilidades… Hemos podido abastecer parcialmente a diferentes estaciones de servicio de Santa Cruz, tanto de provincia y ciudad. Hay una sobredemanda en Santa Cruz. Estamos investigando. Hay personas que están revendiendo el combustible. La gente puede estar tranquila, no hay desabastecimiento».

Fuente: Opinión