El CEO de una startup da estos consejos para hacer la mejor entrevista de trabajo. Las preguntas y las respuestas más frecuentes

Uno de los puntos claves para poder conseguir un empleo es realizar una gran entrevista de trabajo. Es por ello que el CEO de la startup Optimus Price, tras dar en julio consejos para elaborar un buen curriculum vitae a través de un hilo de Twitter, en esta ocasión ha dado los consejos para enfrentarse a una entrevista informando de las preguntas más comunes que se realizan.



Tras el hilo de éxito que hizo en Twitter y que sin duda ayudó a muchas personas a mejorar su currículum, ahora ha querido enfrentarse a una de las situaciones que pueden llegar a incomodar más a los postulantes. Es por ello que en un extenso hilo trata de que todos los que se vayan a enfrentar a una entrevista se preparen y no les pille de sorpresa.

Prepararse la entrevista y saber presentarse

Y es que es una realidad que a muchas personas les puede costar enfrentarse a preguntas que son improvisadas en una entrevista. Es por ello que este CEO recomienda prepararse las respuestas a las preguntas más típicas para poder responderlas de una manera sencilla en la propia entrevista sin tener que pensar mucho, y sobre todo sin que te vayas a quedar en blanco con los nervios.

Si bien, antes de pasar a todas estas preguntas se detalla que lo primero de todo es presentarte y contar un poco de tu vida. Esta es la primera pregunta de cualquier tipo de entrevista donde deberás explicar quién eres, tu perfil profesional y también lo que estás buscando. Al final lo que conseguirás es venderte al entrevistador para que te pueda contratar finalmente. Esta es una parte que idealmente puede ser de 3-5 minutos, y deberás ser lo más abierto posible.

Las preguntas más comunes y sus respuestas

Una vez hecho esto, es hora de pasar a las preguntas que te pueden realizar así como las respuestas que se pueden dar y las fuentes de investigación que se deben hacer de manera previa. Porque antes de postularte a una empresa, debes mostrar interés por ella. Las preguntas más típicas son las siguientes:

  • ¿Por qué has postulado a este trabajo?: busca los requisitos del puesto al que aspiras y adapta la respuesta ajustándote a los requisitos y la disponibilidad que se ha manifestado en la oferta de empleo.
  • ¿Qué conoces de nuestra empresa?: antes de acceder a la entrevista busca en la página web de la empresa para saber mínimamente a lo que se dedican, su misión, su visión o los valores por los que apuestan. Pero lo que siempre vas a tener que evitar es decir Cualquier empleo me sirve.
  • ¿Qué puedes aportar?: vende tu persona destacando los puntos fuertes de tu personalidad y de tu forma de trabajar. Tratar de destacar aquellas habilidades que se adecúan más a los requisitos de la plaza a la que accederás.
  • ¿Cómo resuelves un problema?: es una realidad que en los trabajos surgen problemas que se deben resolver. Carlos Fenollosa recomienda imaginar alguna situación típica como que un cliente tiene un problema y no está el responsable. Tras imaginar la situación, piensa también la resolución para poder comentarla.
  • ¿Dónde te ves en 10 años?: una pregunta controvertida para responder. Lo ideal es destacar tus aspiraciones dentro de la empresa para mostrar tu sentimiento de fidelidad y estabilidad. Pero si es un empleo temporal se recomienda la siguiente respuesta: «Me gusta el mundo de la hostelería. No sé si dentro de diez años aún estaré sirviendo cafés, seguramente buscaré opciones de más responsabilidad en la compañía».
  • ¿Cuál es tu peor defecto?: en este caso el entrevistador sabe que vas a mentir, para vestir una virtud como un defecto. Es por ello que la respuesta típica es: «Soy muy perfeccionista y a veces no concluyo un trabajo hasta que está perfecto».

Con estas respuestas se consigue tener una respuesta preparada que demuestra carácter y honestidad. De esta manera siempre vas a empatizar con el propio entrevistador, siendo algo realmente importante sobre todo en aquellas empresas más pequeñas.

Consejos extra

Además de estas preguntas y sus respuestas, este emprendedor ha querido dar consejos extra a la hora de comprender a la parte que está entrevistando. En este caso una empresa va a evitar a toda costa un trabajador que se marchará en poco tiempo, una persona que es mal educada o que habla mal de los demás. Esto último es importante, ya que en ningún caso debes hablar mal de tus empresas anteriores, puesto que esto se puede transmitir como un mal sentimiento, aunque manifiestes tus razones.

Alguien que va mal preparado o quien ha exagerado en el currículum también es algo que van a evitar a toda costa. Y algo realmente importante es diferenciar entre una gran empresa y otra pequeña. En una empresa grande van a valorar mucho más la habilidad al feeling que transmita el trabajador. Pero esto es una pyme no ocurre, ya que se va a valorar mucho el sentimiento que transmita el trabajador.

Fuente: Link