El lado B de la ola de lesiones que preocupan a todas las selecciones a días del Mundial de Qatar 2022

Si bien el apretado calendario es el gran causante, no es el único. La palabra de un especialista sobre el rol mental y emocional del futbolista, en la previa de la Copa del Mundo

Ngolo Kante (Francia), Diogo Jota (Portugal), Paul Pogba (Francia), Reece James (Inglaterra), Giovani Lo Celso (Argentina) (AFP)
Ngolo Kante (Francia), Diogo Jota (Portugal), Paul Pogba (Francia), Reece James (Inglaterra), Giovani Lo Celso (Argentina) (AFP)

Fuente: Infobae.com

La lista de lesionados sorprende de cara al Mundial de Qatar 2022. Un torneo que dará inicio en un momento atípico de la temporada en el que los principales equipos de las ligas más importantes del mundo se encuentran disputando partidos trascendentales sobre el final del primer semestre de competencias.



El calendario se apretó para que todo encuadre dentro de las fechas previstas, una decisión que pudo resultar atractiva para los amantes del deporte por la asiduidad de eventos pero no así para los protagonistas, sus clubes o sus selecciones, quienes afrontan cada partido con la preocupación de saber si terminarán el día con la misma cantidad de jugadores disponibles con los que se presentaron al encuentro.

No hay dudas que el trajín de enfrentamientos constantes es la principal causa de lesiones pero no la única. Los jugadores no son robots, y antes que futbolistas también son personas con las mismas sensaciones y sentimientos que podría tener cualquier ser humano.

La parte mental juega un papel igual de importante que la física para un deportista profesional y si falla puede traer grandes consecuencias: “Las lesiones pueden ser multifactoriales. Así como el cansancio físico, también existe la fatiga mental. Cuando uno tiene este tipo de fatiga, las distintas destrezas mentales que uno tiene que ejecutar en plena competencia se ven deterioradas”, detalla a Infobae Diego Mc Guire, especialista en psicología deportiva (NM: 31043).

“Entonces, en algún punto esto hace que repercuta en el rendimiento de las ejecuciones que serían distintas a las que haría sin esa fatiga mental. A veces, las lesiones pueden tener un factor tanto físico como mental, así como también emocional”, explica.

Diogo Jota sufrió una lesión que lo dejó afuera del Mundial (Reuters)
Diogo Jota sufrió una lesión que lo dejó afuera del Mundial (Reuters)

Desafortunadamente, las cifras de lesionados continúan aumentando. Además de las preocupaciones técnicas, tácticas y hasta de logística que podría llegar a tener cualquier cuerpo técnico de una Selección de cara al Mundial, se le suma la incertidumbre sobre si una o más de sus figuras llegarán a tiempo para integrarse a la delegación.

Hasta el momento hay un puñado de nombres que fueron desafectados oficialmente del plantel (Paul Pogba, Diogo Jota, Reece James, Timo Werner…) pero muchos otros, algunos apurando el período de recuperación, esperan entre algodones poder sanar a tiempo.

“Una mala gestión emocional, por ejemplo del enojo, puede hacer que el jugador haga una determinada destreza técnica-táctica y se termine lastimando. Pero el origen fue una mala gestión del enojo, como también puede haber una mala gestión de la emoción del miedo, que es una emoción que puede tener cualquier deportista en una situación precompetitiva. Está la creencia de que el deportista no tiene por qué tener miedo, ¿Cómo que no?, más en una situación como en un campeonato mundial”, relata el Licenciado en Psicología y Coach en Neuroentrenamiento deportivo.

Al menos 15 futbolistas, entre los que están oficialmente fuera del Mundial y los que están en dudas, sufrieron lesiones musculares en las cuales, además de ser causadas por la seguidilla de partidos, también podría haber influido la parte mental: llevar en su cabeza el miedo a no lesionarse.

“Al estar con miedo obviamente eso va a influir en el sistema nervioso central del deportista y va a hacer que su sistema motor se rigidice más y no juegue suelto como debería jugar. Tal vez eso haga que no pueda realizar algunas ejecuciones. Quizás por tener miedo a querer cuidarse, se termina descuidando y sufriendo una lesión”, considera Mc Guire.

Ángel Di María sufrió una lesión muscular y puso en alerta a la Selección (AFP)
Ángel Di María sufrió una lesión muscular y puso en alerta a la Selección (AFP)

“Estamos tan cerquita que cualquier mínima cosa que te pueda pasar te deja afuera. Lo que le pasó a Paulo, a Fideo… A nivel personal, a uno lo preocupa y al ver estas cosas da más ‘miedo’, pero pienso que salir a jugar pensando en eso puede ser contradictorio. Lo mejor es actuar con normalidad, como siempre, jugar y esa es la mejor forma de estar bien”, comentaba Lionel Messi sobre el tema en un diálogo con DirecTV Sports recientemente.

“Creo que la mejor forma de prevenir y poder llegar al campeonato mundial es tal cual como la define Messi”, reconoce el psicólogo deportivo y agrega: “Depende de la cabeza de cada deportista. Pero eso es lo mejor, porque en ese querer cuidarse, en ir a disputar una pelota con miedo creyendo que me estoy cuidando, en realidad me estoy descuidando”.

“En ese pensar en ir despacio para creer que estoy cuidándome para llegar al Mundial, en ese creer que estoy entrenando más liviano creyendo que voy a prevenir lesiones, tal vez justamente me termine lesionando. La mejor manera de prevenir lesiones es tratar de acercarme a la situación real de competencia”, sentencia el profesional.

Hasta el momento, N’Golo Kanté y Paul Pogba (Francia), Diogo Jota (Portugal), Reece James (Inglaterra), Georginio Wijnaldum (Países Bajos), Joao Rojas (Ecuador), Sergi Roberto (España), Timo Werner (Alemania), son los futbolistas que oficialmente quedaron descartados de la competencia por el tiempo de recuperación que demandarán sus respectivas lesiones.

La participación en el Mundial está en duda para varias figuras del fútbol (Reuters)
La participación en el Mundial está en duda para varias figuras del fútbol (Reuters)

La desilusión, la tristeza, el enojo, la frustración. Algunos en pleno partido, y otros en la intimidad, lloraron al enterarse de que se iban a quedar en la puerta del torneo futbolístico más importante del mundo.

“Lo que habría que hacer con ellos es un trabajo preventivo. Lo que yo le plantearía al jugador es: ‘A ver, esto sucedió, no estuvo en tus manos, no dependía de vos, era algo factible que le puede pasar a cualquiera de tus colegas’, y tal vez trabajaría en cómo saber llevar esa piedra que le tocó en el camino. Que pueda hacerse cargo de lo que sucedió y saberlo llevar porque eso le va a dar resiliencia y lo va a fortalecer en futuras competencias”, reflexiona el Licenciado en Psicología.

“Es una situación muy triste, yo trabajaría particularmente en la aceptación de lo sucedido y en hacerle entender que simplemente la lesión lo saca de la competencia pero que su carrera como deportista sigue. Focalizaría la atención en su próximo objetivo deportivo, o en él a nivel individual; que pueda seguir entrenando distintas partes del cuerpo, su gestión emocional, su salud mental”, concluye.

Las lesiones en los futbolistas de élite crecen año tras año en las principales ligas del mundo. Un estudio publicado por la agencia Reuters reflejó un aumento de un 20% de casos en la temporada pasada siendo la Premier League de Inglaterra la que registró el número más alto con 1231 casos, seguido de la Bundesliga de Alemania (1205) y La Liga de España (848). A su vez, afirmaron que el número de lesiones de jóvenes futbolistas de hasta 21 años se multiplicó por diez desde el último Mundial de Rusia 2018.