Desde 2006, el departamento de Beni recibió del Gobierno, a través de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), una renta petrolera de $us 1.685 millones.

Estos recursos fueron destinados a la ejecución de proyectos de infraestructura, educación y salud en favor de los habitantes de esa región.

“Los ingresos acumulados que se lograron a favor del departamento fueron gracias a la comercialización de hidrocarburos y principalmente son resultados del proceso de Nacionalización”, dijo el presidente de la estatal, Armin Dorgathen.

En 2014 se alcanzó un ingreso por renta petrolera de $us 200 millones. En 2013 logró $us 196 millones y en 2012 alcanzó los $us 155 millones. Para este año se prevé alcanzar $us 83 millones.

Este 18 de noviembre el departamento de Beni conmemora los 180 años de su fundación, oportunidad en la que la estatal petrolera ratifica su compromiso de trabajo para mejorar la calidad de vida de los habitantes de esta región amazónica de Bolivia.

Los ingresos generados en el sector de hidrocarburos y, principalmente por el trabajo de la estatal petrolera, favorecen en forma directa a la gobernación, municipios y universidad estatal del Beni.

La instalación de gas a domicilio es el proyecto de mayor impacto social que ejecuta YPFB en el departamento de Beni. Ya se concretaron 5.169 instalaciones. Para este año se programaron 771 conexiones.