Excesos en el Plan 3.000: una bebé gasificada y un cabecilla prepotente

LA MADRE DE LA BEBÉ DE 11 MESES DIJO QUE UN POLICÍA LES DISPARÓ LOS GASES DE FRENTE

Aníbal Ventura Justiniano se identificó como “el presidente de la resistencia”, es funcionario del Ministerio de Gobierno, fue arrestado con uniforme policial y luego de ser liberado lanzó amenazas.

Fuente: Página Siete / La Paz

 

 

Los enfrentamientos por el conflicto del censo, la violencia y los excesos de la Policía no cesaron los últimos días en el Plan 3.000, de la ciudad de Santa Cruz. Los abusos llegaron al extremo de reportar que una bebé fue gasificada y el funcionario de un ministerio que dijo ser cabecilla de “la resistencia” que actuó con prepotencia tras ser liberado por la Policía.

Cerca de la medianoche del miércoles, en medio de los enfrentamientos en el Plan 3.000, los grupos que apoyan el paro cruceño y los que están en contra se lanzaban explosivos y piedras. La Policía disparaba gases lacrimógenos y en un momento dado, una de esas granadas de gas llegó al carrito de una bebé de 11 meses.

Al principio corrió el rumor de que la pequeña había fallecido, pero inmediatamente fue desmentido por el Ministerio de Gobierno mediante un comunicado, en el que también negó el ataque con gases a la bebé.

Sin embargo, después de que fuera llevada a un centro de salud, la madre de la menor, Estéfany Vargas, confirmó ayer que un policía disparó contra ambas y que ella lo puede reconocer. El hecho sucedió cuando salió de su casa a buscar una farmacia, empezaron los enfrentamientos y al buscar un lugar donde protegerse, un policía las vio.

“En eso me vio un policía y se vino alistando su proyectil, lo disparó y me miró riéndose (…) Yo lo vi a la primera pasada, él (policía) me miró, obviamente nunca se va a olvidar de mí, lo vi cuando vino a dispararme”, dijo Vargas a los medios cruceños. Agregó que a pesar de los amedrentamientos, su familia denunciará el hecho. Hubo muchas críticas de políticos y de civiles por el accionar policial.

Cabecilla y funcionario

El líder del grupo de choque del MAS, Aníbal Ventura Justiniano, funcionario del Ministerio de Gobierno -según su declaración jurada en la Contraloría- fue aprehendido por la Policía y tras su liberación, exhibió en redes sociales las esposas de su arresto como un trofeo, dijo que las vendería en 30 bolivianos para comprar un pollo para los policías y amenazó con realizar más desmanes en esa ciudadela cruceña.

Ventura Justiniano es funcionario del Ministerio de Gobierno desde agosto de este año, según su declaración jurada en la Contraloría. El hombre en medio de la refriega fue arrestado por la Policía pero minutos después lo liberaron.

El propio Ventura se identificó como líder del grupo y relató el hecho en videos que circulan por redes.

“Yo soy el presidente de la resistencia de ahí, obviamente que vamos a hacer … aquí están las esposas (muestra las esposas que manejan los policías) casi me sacan la mano. Un amigo me las sacó… gracias Policía por esto (muestra las esposas), por lo menos las voy a vender en 30 pesos y te voy a mandar un pollo pa vos ¿ya?”, dice Ventura Justiniano en el video.

En otro video, el funcionario de Gobierno y cabecilla convoca a los grupos del MAS a tomar la Subalcaldía del Distrito 8. “Así como la Subalcaldía nos está jodiendo en el Plan 3.000 …no nos metemos con las subalcaldías del Distrito 8, aunque sean pititas, pero meterme preso a mí por pelear un mesón (…) ahora hay que hacer una toma de la Subalcaldía del Distrito 8 con sector gremial, sector resistencia, motoqueros, autotransporte, vamos a hacerlo con todos”, asegura Ventura.

Asimismo, medios cruceños reportaron que Ventura fue aprehendido vistiendo uniforme policial en el enfrentamiento del Plan 3.000, aunque poco después lo liberaron y en grupos de WhatsApp del MAS exigían que el policía que filmó su arresto sea destituido.

En sus redes Ventura expone fotos de su activa militancia del MAS y su cercanía con la exsenadora Adriana Salvatierra, con quien está en su foto de perfil y en otras con Mario Cronembold y con otros.

Mientras tanto, la Policía emitió un informe sobre los últimos enfrentamientos entre ambos bandos en el Plan 3.000, aseguró que se emplearon las tácticas establecidas en estos casos, no respondió preguntas sobre la forma de proceder de la Policía contra los vecinos, entre ellos la bebé de 11 meses. Todo lo contrario, la institución del orden manifestó que después de la versión falsa de su muerte, el enfrentamiento fue más intenso y duró hasta la madrugada de ayer.

28
DÍAS
de paro por el censo se cumplen este viernes, con saldos de violencia incluso contra niños.